Puig anuncia cambios en el Consell tras la salida de Álvaro de Agricultura

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig. / txema rodríguez
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig. / txema rodríguez

Proclama que su Gobierno es «un equipo unido, cohesionado y que mira el interés general» más allá de cualquier personalismo

F. M. /EFE VALENCIA.

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, aseguró el pasado viernes que no habría nuevos cambios en el Gobierno valenciano tras el relevo de Julià Álvaro como secretario autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático. Ayer, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, vino a corregirla al aludir a la destitución de Álvaro y dar por hechas «otras que habrá en el futuro».

Al jefe del Consell se le preguntó por el relevo del hasta el pasado viernes teórico número dos de la consellera de Agricultura, Elena Cebrián. Puig dijo que como máximo responsable del Gobierno valenciano quiere «un equipo unido, cohesionado y que mira el interés general» más allá de cualquier personalismo.

Durante la inauguración de la feria Cevisama, el presidente del Consell agradeció a Álvaro el trabajo al frente de la Secretaría Autonómica, del que dijo que ha sido «una persona importante» en esa etapa. Con todo, justificó la salida en el hecho de que la consellera había decidido «formalizar un cambio» que desde el Consell respetan.

La marcha del dirigente de Compromís abre la puerta a relevos entre los altos cargos de la 'cuota PSPV'

Puig argumentó que en cualquier gobierno siempre hay cambios para intentar mejorar los equipos en cada momento determinado. Y añadió: el cese de Álvaro es un cambio «como habrá otros en el futuro» pero que no afectan «al qué, que son las políticas».

¿Y a qué cambios se refirió el presidente? Puig no identificó a los afectados aunque quiso remarcar que el Consell actual es «el gobierno más estable de la historia de la Comunidad» y va a continuar dando «lo mejor de sí mismo» para mejorar la vida de los valencianos. Una alusión que podría hacer referencia a que esos relevos no afectarían a los miembros del Consell y sí al segundo escalón.

Tal y como ha venido detallando este diario, el presidente de la Generalitat ha venido considerando en diferentes ocasiones la posibilidad de introducir cambios en su gabinete y en el segundo escalón. La negativa a acometer una crisis del Consell ha llevado a algunos de sus más estrechos colaboradores a considerar que el presidente del Gobierno valenciano era «demasiado buenazo» como para decirle a alguien que ya no contaba con sus servicios.

Pero la salida de Álvaro cambia las cosas. El relevo del dirigente de Compromís abre la puerta, a juicio de algunos altos cargos del Gobierno valenciano, a introducir relevos en el segundo escalón por la cuota socialista, respetando así el mestizaje que inspiró la composición del Gobierno valenciano negociada por Puig y Oltra tras las autonómicas de 2015.

¿Y quienes pueden ser los afectados? A lo largo de los últimos meses el Gobierno valenciano ya ha ido realizando algunos cambios destacables. El exdiputado nacional Julián López ya fue nombrado en octubre director general de Análisis en sustitución de Gustavo Zaragoza. Aquel relevo debía de ir acompañado de varios movimientos más, aunque Puig ha evitado realizarlos todos al mismo tiempo.

El relevo de Vicente Amigó de la dirección general de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), estaba cantado desde el mismo momento que alcanzó ya el pasado verano la edad de jubilación. Sólo unas semanas después se realizó. También se daba por sentenciado al entonces director general de Industria, Diego Macià, por el vaciamiento de competencias de su departamento impulsado por el titular de Economía, Rafael Climent. Macià terminó cayendo pero el Consell no ha nombrado sustituto. En las últimas horas ha comenzado a sonar el nombre de la diputada nacional Ana Botella como posible relevo.

Entre los nombres que ya se barajaban como posibles cambios figuraban los de la directora general de Universidades, Josefina Bueno, o el de la de titular de Sector Público, Modelo Económico y Patrimonio, Empar Martínez Bonafé. Algunas fuentes advertían también de que el director general de Presupuestos, José Moreno, podría haber solicitado su salida, disconforme con algunas de las decisiones adoptadas por la secretaria autonómica Clara Ferrando. En el departamento de Justicia se daba como probable una salida que, de alguna forma, «pagara» el desbarajuste que acarreó el incendio en la Ciudad de la Justicia.

Fotos

Vídeos