El PSPV da luz verde a la venta de su sede de Blanquerías por 5,8 millones

Sede del PSPV en la calle Blanquerías de Valencia./Damián Torres
Sede del PSPV en la calle Blanquerías de Valencia. / Damián Torres

El acuerdo da un plazo de un año a los socialistas para abandonar el inmueble, que se destinará a oficinas o a acoger un hotel

J. C. Ferriol
J. C. FERRIOLValencia

A la segunda va la vencida. La ejecutiva nacional del PSPV que dirige Ximo Puig dio luz verde ayer al proceso de venta de la sede principal de los socialistas valencianos, ubicada en el número 4 de la calle Blanquerías. El acuerdo, una carta de intenciones -un documento que describe un acuerdo entre dos o más partes, que contiene compromisos que más tarde pueden formalizarse mediante un contrato- cifra la operación en un total de 5,8 millones de euros, una cifra ligeramente superior a la que se pactó en su día, cuando la anterior dirección de los socialistas cerró otro principio de acuerdo para la venta del inmueble.

Las condiciones de la venta se explicitaron en la reunión de ayer. El comprador -según las fuentes consultadas por este diario- destinará el edificio, ubicado en una zona privilegiada de Ciutat Vella, junto a las Torres de Serranos, a oficinas o a acoger un hotel. Este segundo uso es el que se ha barajado con más insistencia desde que los socialistas valencianos acordaron iniciar el proceso de venta de su sede.

El acuerdo alcanzado ayer no concreta la fecha de la operación. Lo que sí hace es dar un plazo máximo de doce meses para que la dirección de los socialistas valencianos abandone el edificio. La ejecutiva del PSPV no tiene intención de agotar ese plazo, pero todavía no tiene definido el tiempo que tendrá que seguir utilizando este inmueble.

Los ingresos por la venta de la sede se irán, integramente, a enjugar buena parte del agujero que arrastran las cuentas del partido, y que se sitúa en el entorno de los 8 millones de euros. El propio líder del PSPV, Ximo Puig, ha explicado en alguna ocasión que arrastrar unos números rojos de estas dimensiones condicionaba la acción política de su partido. La historia del agujero económico del socialismo valenciano tiene que ver, en parte, con la propia adquisición de una sede de tamaño desmedido como la de Blanquerías. Las obras para el acondicionamiento del edificio -durante la etapa de Ignasi Pla como responsable de Organización de la ejecutiva de Joan Romero- condujeron al partido a una situación crítica, que obligó a que Ciprià Ciscar, entonces responsable federal de Organización, saliera en ayuda de la federación valenciana.

La etapa de Pla como líder del partido, y en especial la posterior de Jorge Alarte al frente de la secretaría general, no hicieron más que incrementar el volumen de gastos del partido. Obras en la propia sede, inauguración de una oficina para la dirección provincial del PSPV de Valencia en la calle Guadalaviar y nueva contratación de personal, entre otros factores, dispararon los números rojos del partido.

¿Y dónde se irá el PSPV? Los socialistas valencianos tenían decidido y casi pactado la ubicación de su nueva sede. Se trataba del número 48 de la avenida Barón de Cárcer. Un local de 700 metros cuadrados, más adecuado a una coyuntura en la que la utilización física de las sedes de los partidos políticos ha perdido protagonismo.

Ese era el plan. Pero no será el destino. El inmueble en cuestión ha terminado siendo alquilado y la dirección socialista busca ya nuevas alternativas para situar su sede nacional.

La venta inicial de Blanquerías quedó frenada tras la victoria de Pedro Sánchez en las primarias federales del PSOE -la dirección federal ha jugado un papel clave en la operación toda vez que el patrimonio del partido está a nombre del PSOE (el CIF es único)-.

Fotos

Vídeos