El PSPV vende su sede por 5,8 millones para convertirla en un hotel

El PSPV vende su sede por 5,8 millones para convertirla en un hotel

Los socialistas firman la operación con Myr, que transformará el edificio de Blanquerías en un negocio de cuatro estrellas en 2019

I. HERRERO

La sede principal de los socialistas valencianos cambió ayer de manos. El nuevo propietario del inmueble ubicado en el número 4 de la calle Blanquerías es Myr Hoteles, del grupo valenciano Comatel, uno de los mayores distribuidores de máquinas recreativas del mercado español.

La transacción autorizada hace dos semanas por la ejecutiva nacional del PSPV que dirige Ximo Puig se hizo efectiva por 5,8 millones, con la firma por parte del presidente de Comatel, Fidel Molina, y un representante del partido, según confirmaron a LAS PROVINCIAS fuentes de la empresa.

La división hotelera del grupo fundado en 1990 por Fidel Molina y Ramón Rojo prevé convertir el inmueble en un establecimiento de cuatro estrellas, que abrirá sus puertas a lo largo de 2019.

En la actualidad, la cadena gestiona un hotel de esa misma categoría en la céntrica Plaza del Mercado y prepara nuevas aperturas en el emblemático edificio del Café Madrid y en un edificio monumental de la Plaza de Manises.

La operación de Blanquerías se cerró finalmente por 5,8 millones, una cifra ligeramente superior a la que se pactó en su día, cuando la anterior dirección de los socialistas cerró otro principio de acuerdo para la venta del inmueble.

Como publicó este periódico, la carta de intenciones a la que dio luz verde la ejecutiva del PSPV daba un plazo máximo de doce meses para que la dirección de los socialistas valencianos abandone el edificio, aunque la formación no tiene intención de agotar ese plazo.

Tras la formalización de la compraventa del edificio ubicado en una zona privilegiada de Ciutat Vella, junto a las Torres de Serranos, desde Myr se pondrán manos a la obra para convertirlo en el que sería su cuarto negocio hotelero.

El PSPV, por su parte, dedicará los ingresos obtenidos con la venta a enjugar buena parte del agujero que arrastran sus cuentas, y que ronda los ocho millones.

Fotos

Vídeos