El PSPV exhibe su vena religiosa

José Muñoz, en el congreso de los socialistas en Elche. /Juan J. Monzó
José Muñoz, en el congreso de los socialistas en Elche. / Juan J. Monzó

Pide a sus cargos locales que difundan su apoyo económico a las fiestas patronales | Reclama combatir cualquier ataque «a nuestra voluntad sobre la pervivencia de las manifestaciones» de carácter cristiano

F. M.VALENCIA.

Cuatro miembros de la dirección nacional del PSPV, con el secretario de Organización, José Muñoz, a la cabeza, firman una carta remitida este pasado lunes a los alcaldes y portavoces del partido en toda la Comunitat en la que se invita a los cargos municipales a reforzar su identificación con las fiestas religiosas, Semana Santa, romerías y festividades patronales de cada localidad.

El escrito, al que ha tenido acceso este diario, invita a alcaldes y portavoces a hacer llegar a sus ciudadanos «por cualquier medio disponible, preferentemente escrito y personalizado» su compromiso económico con la celebración de este tipo de actos de carácter religioso. En concreto, se propone «mostrar claramente el gasto destinado a los actos de semana santa, romerías y festividades patronales de cada localidad o municipio».

¿Y a qué viene esta iniciativa? La carta remitida por la dirección socialista -junto a Muñoz la firman los secretarios de Relaciones Institucionales, Carlos Fernández Bielsa; Ciudadanía, Ana Barceló; y Nuevos derechos y laicidad, Rosana Arqués- explica que en fechas previas a las campañas electorales «una de las cosas (a las) que más importancia concede la ciudadanía es la coherencia de sus representantes políticos».

Recuerda, pese a todo, que la ciudadanía concede mucha importancia a la coherencia de sus políticos

Tanto el 39 congreso federal del PSOE como el que los socialistas valencianos celebraron el pasado verano en Elche comprometió a la militancia de este partido «a formar parte de un Estado Laico para garantizar los valores, derechos y libertades civiles, y a trabajar en ello hasta que ese momento llegue».

¿Y entonces? En un párrafo para enmarcar, la misiva explica que «hasta que se puedan derogar los acuerdos suscritos entre España y la Santa Sede» los socialistas «debemos procurar que ninguna opinión negativa pueda recaer sobre nuestras políticas hacia la sociedad plural y cualquier acusación contraria a nuestra voluntad sobre la pervivencia de las manifestaciones religiosas, que de resultas haga surgir un temor social hacia nuestras políticas de respeto a la libertad de conciencia». Es decir, que deben tomarse medidas para que el partido no pueda llegar a ser tildado de antirreligioso.

La forma de hacerlo, explica la dirección del PSPV que encabeza Ximo Puig, es «hacer valer la transparencia más absoluta sobre vuestra voluntad de dotar a dichos actos del presupuesto necesario, limpieza, seguridad, etc haciendo público lo destinado a ello en vuestros presupuestos municipales». Una exhibición del presupuesto municipal al más puro estilo 'serà per diners' para contrarrestar eventuales críticas, y de paso, marcar distancias con otras formaciones políticas como Podemos.

Blanquerías realiza una propuesta concreta: hacer llegar a la ciudadanía, por escrito y personalizado si se ocupa la alcaldía o a través de una propuesta en pleno si se está en la oposición, la información del «gasto destinado a los actos de semana santa, romerías y festividades patronales de cada localidad o municipio».

¿Y a qué actos religiosos acudir? La carta finaliza explicando que la adhesión al Código de Buen Gobierno de la Generalitat es «la herramienta que más fácil hará la toma de decisiones ante las invitaciones a actos religiosos entre otras acciones, y recomendamos realizarlo (la adhesión) antes de finalizar el mandato electoral en 2019».

El citado Código establece en su artículo 11 que las personas sujetas al mismo «no estarán obligadas en ningún caso a participar en actos religiosos en la condición de su cargo. Su asistencia a estos será a título individual, en ejercicio del derecho de libertad religiosa». Además, procurarán «que las instituciones o corporaciones a las que pertenecen se abstengan, corporativamente, de participar en las presidencias de actos religiosos. Sólo podrán participar en estos actos en caso de que, por razones históricamente consolidadas, tengan un valor cultural asumido comunitariamente que trascienda a su origen religioso».

El envío de esta carta, firmada por ni más ni menos que por cuatro miembros de la dirección nacional del PSPV, ha generado más de una crítica entre algunos sectores del partido, que han cuestionado en privado la oportunidad de poner por escrito la necesidad de exhibir el dinero que un ayuntamiento dedica a sus fiestas religiosas para evitar críticas o para marcar distancias con otros partidos como Podemos. «Mucha impostura religiosa cuando lo que se defiende justamente es la derogación de los acuerdos con la Santa Sede», recordó un cargo del PSPV, que no dudó en constatar además la «incompetencia gramatical» que delata el escrito.

Fotos

Vídeos