El PSPV evita apoyar el cupo vasco pese a respaldarlo en el Congreso

Manolo Mata y Ana Barceló, portavoces del grupo parlamentario socialista, durante un pleno de Les Corts. / EFE/ Juan Carlos cardenas
Manolo Mata y Ana Barceló, portavoces del grupo parlamentario socialista, durante un pleno de Les Corts. / EFE/ Juan Carlos cardenas

Los socialistas votan en Les Corts en el mismo sentido que sus socios de Compromís para mantener la unidad del Consell

VALENCIA.

Ciudadanos presentó ayer en Les Corts una iniciativa en contra del cupo vasco con el objetivo de que los partidos políticos valencianos se posicionasen sobre un tema que resulta incómodo por las desigualdades que crea entre territorios. La coalición liderada por Mónica Oltra decidió optar por abstenerse en la votación. Una posición que obligó a sus socios de gobierno, el PSPV, a posicionarse en el mismo sentido para evitar que las dos formaciones presentes en el Consell se dividiesen pero que también les llevó alejarse de la posición que defienden en el Congreso.

El pasado noviembre el cupo vasco fue actualizado en el Congreso con el voto favorable de PP, PSOE, Podemos y otros partidos como el PNV. Las únicas formaciones que votaron en contra de la iniciativa, aunque por motivos distintos, fueron Ciudadanos y Compromís. Sin embargo, tanto el PSPV como Podemos evitaron ayer respaldar el cupo al abstenerse cuando lo esperable hubiera sido que hubieran votado en contra de la iniciativa del partido naranja. El voto en contra del PP frenó que esta Proposición No de Ley fuera aprobada en Les Corts. El texto de Ciudadanos pretendía que se manifestase el rechazo a las consecuencias del concierto para la solidaridad interterritorial y presentar «sendos recursos de inconstitucionalida» contra las leyes del cupo. Compromís intentó negociar con la formación de Rivera en la Comunitat hasta el último momento (llegaron incluso a pedir cinco minutos de receso) para que le fuera aceptada una enmienda para rebajar el tono del texto. Pero el acuerdo no fue posible.

Toni Woodward, diputado de Ciudadanos encargado de defender la iniciativa, aseguró que este «cuponazo» es «un sistema opaco» que va en contra de los intereses del resto de España. Algo que consideró especialmente duro para la Comunitat, debido a la situación de infrafinanciación. Para Woodward «el Consell ha demostrado, una vez más, la falta de valentía y compromiso para acabar con los privilegios territoriales» y calificó a los partidos del Botánico de «hipócritas» por cambiar su sentido del voto dependiendo de si se vota en Les Corts o en el Congreso.

El más duro en su turno de palabra fue Manolo Mata, portavoz del PSPV, que acusó a Ciudadanos de «filibusterismo», de «dividir los territorios» y de empujar «si puede, a romper España desde el nacionalpopulismo que les envuelve», y le ha pedido a este partido que ayude a «cohesionar y no a reventar». Por su parte, desde Compromís justificaron su voto alegando que no están en contra de los conciertos económicos sino que rechazan que se priorice este tema mientras está paralizado el sistema de financiación.

El Congreso pide financiación

Mientras que en la Comunitat se debatía sobre el cupo vasco en el Congreso se discutía sobre el nuevos sitema de financiación. Compromís presentó una iniciativa que instaba al Gobierno a la reforma inmediata el sistema de financiación autonómica para dotarle de recursos suficientes y repartidos equitativamente entre todas las autonomías, así como que las inversiones se distribuyan teniendo en cuenta la población de cada territorio, las dos demandas más importantes del Consell en esta legislatura. La moción fue aprobada con los votos de PSOE, Podemos, Compromís y la abstención de PP y Ciudadanos. Una abstención que fue criticada duramente por los partidos de izquierdas que denunciaron que las dos formaciones sí respaldaron en Les Corts la misma iniciativa.

Más

Fotos

Vídeos