PSPV y PP se enzarzan por la protesta para reclamar una mejor financiación

Los populares instan a Puig a «pasar de la pancarta a negociar con el Consejo de Política Fiscal» y los socialistas critican que no acudan a la manifestación

S. P. VALENCIA.

El vicesecretario general del PPCV y portavoz de Economía del grupo en Les Corts, Rubén Ibáñez, instó ayer al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, a «pasar de la pancarta a la negociación» en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para lograr un «cambio en el modelo de financiación». En un comunicado, el 'popular' subrayó que el PPCV «respalda con un sí al 100% el cambio de financiación» y aseguró que el Consell cuenta con su apoyo para conseguir ese objetivo, al tiempo que pidió al jefe del Consell y a Compromís que dejen «de buscar excusas y atacar al PPCV por no salir a la calle detrás de una pancarta», por la negativa de la presidenta Isabel Bonig a participar en la manifestación organizada por el Consell, prevista para el 9 de octubre, para reclamar un mejor trato por parte del Gobierno central para la Comunitat en materia de financiación.

En este sentido, Ibáñez indicó que Puig «tiene miedo de decir lo que piensa realmente y de dar los pasos necesarios donde toca, que no es en la calle, sino sentado en la mesa del Consejo de Política Fiscal y Financiera». «Es ahí donde debe pelear, y donde debe conseguir que su amigo (Carles) Puigdemont -presidente de Catalunya- se siente», dijo. A su juicio, el modelo de financiación debe salir adelante con el «consenso» de todas las autónomías, por lo que instó a la izquierda a comprometerse a ese cambio con «votos» y «no solo con palabras». Asimismo, recordó que los valencianos «siempre han perdido cuando ha gobernado la izquierda».

La réplica a las palabras de Ibáñez la dio el síndic del PSPV Manolo Mata, quien aseguró tras el anuncio del PPCV de apoyar «con un sí al 100%» el cambio de financiación, que lo «único» que tienen que hacer los populares es «poner en marcha un nuevo sistema, tal y como se comprometieron en la Conferencia de Presidentes», y que «perdonen la deuda generada por la mala financiación de los últimos años».

En este sentido, el socialista indicó que están «acostumbrados a sus ocurrencias», y explicó que «la obligación del Consell es la de exigir un nuevo modelo que haga que el estado mengüe sus recursos y los entregue a las comunidades autónomas». «No deja de ser penoso que se aparten del consenso de sindicatos, universidades, partidos políticos, organizaciones empresariales y sociedad civil», manifestó Mata, tras incidir en que «por más que el PPCV y Bonig reiteren la falacia de que ellos sí que apoyan una mejora del sistema de financiación al verse solos y sin apoyos, ésta no va a convertirse en una realidad». Mata criticó a Ibáñez por creer que «todo se soluciona en el Consejo de Política Fiscal y Financiera», y le pidió que llame al presidente de su partido, Mariano Rajoy, y al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para que «les convenza de que en la próxima reunión se apruebe la condonación de la deuda de 20.000 millones de euros».

«Si no quieren defender los intereses de los valencianos por miedo a las represalias de Rajoy, que al menos dejen de marear la perdiz», concluyó.

Más

Fotos

Vídeos