El PSPV se enfrenta a Podemos y Compromís y rechaza sacar a los expresidentes del Jurídic

Antonio Estañ, portavoz de Podemos en Les Corts. / efe
Antonio Estañ, portavoz de Podemos en Les Corts. / efe

El Gobierno valenciano apoya que la Cámara autonómica debata el cambio de la ley tal y como defienden los de Iglesias y los nacionalistas

F. RICÓS

valencia. La reforma de la ley que regula el estatuto de los expresidentes de la Generalitat lleva camino de convertirse en un nuevo punto de intensa fricción entre los socios del Botànic. La propuesta presentada por Podemos a finales de enero ha dividido en dos bandos al tripartito que apoya al Gobierno valenciano. Por un lado se encuentran los diputados podemistas y los de Compromís, y enfrente se ha posicionado el grupo socialista.

La propuesta de Podemos, firmada por su síndico, Antonio Estañ, y por la portavoz adjunta de esta formación, Fabiola Meco, defiende que los expresidentes de la Generalitat dejen de ser miembros natos del Consell Jurídic Consultiu durante 15 años -esta es la opción que actualmente se encuentra en vigor-. Por contra, defiende que los exjefes del Consell pasen a ser miembros natos, con voz pero sin voto, del Consejo Económico y Social durante un lustro, periodo que no se podrá prorrogar.

Podemos ha recogido en su propuesta de reforma de la ley de los expresidentes de la Generalitat una iniciativa de la actual portavoz adjunta de Compromís, Mireia Mollà, por la que los expresidentes que haya a partir de que se apruebe dicha modificación de la ley dejarán de ser miembros natos del Consell Jurídic Consultiu (CJC) y pasarán a serlo del Consejo Económico y Social (CES). La diferencia entre una opción y otra es que mientras los componentes del Jurídic sí cuentan con un salario mensual, los del CES perciben dietas por las reuniones a las que acudan.

Podemos abre las puertas a que Les Corts retire el tratamiento y los medios a un expresidente

La opción de que los expresidentes pasen a integrar el CES como miembros natos, durante un periodo máximo de cinco años, la descarta de plano la dirección del grupo socialista en les Corts, según señalaron las fuentes consultadas.

El PSPV en les Corts ve con mejores ojos que los expresidentes sigan siendo miembros natos del Consell Jurídic Consultiu.

Las posturas de los tres grupos parlamentarios en este asunto tiene el contrapunto del dictamen que el pasado 23 de febrero emitió el pleno del Consell. El Gobierno valenciano, integrado por el PSPV y Compromís, ha mostrado su «criterio favorable» a la toma en consideración de la proposición de ley de podemos con la que se modifica el estatuto de los expresidentes de la Generalitat.

Choca, pues, que en el seno del Ejecutivo valenciano se imponga el criterio de Compromís (el de la vicepresidenta, Mónica Oltra) y en el Parlamento autonómico el grupo socialista muestre a las claras su oposición a un punto, el de la exclusión de los expresidentes del CJC y su integración en el Consejo Económico y Social.

La modificación legal que propone Podemos afecta a los artículos 2, 3 y 4, que hacen relación a los desplazamientos fuera de la Comunitat Valenciana, a los medios de apoyo a los expresidentes y a la sustitución como miembros natos del CJC durante 15 años por la de miembros natos del CES en un periodo de cinco años.

El Consell considera que como han transcurrido prácticamente 16 años desde que se aprobó el estatuto de expresidentes «se estima oportuno abrir el debate parlamentario sobre la propuesta que plantea el grupo parlamentario Podemos».

La modificación de la ley «no tiene carácter retroactivo, asegura Podemos en el preámbulo de su proposición. En cuanto a la modificación de artículos, Podemos plasma en su propuesta que los expresidentes «tendrán tratamiento vitalicio de Molt Honorable Senyo/a» y ocuparán el lugar que por protocolo le toque, según la normativa vigente.

Señala también que en sus desplazamientos fuera del territorio valenciano para cumplir una tarea específica de representación o defensa de la Comunitat encomendada por el Consell «los expresidentes podrán disfrutar del apoyo de los servicios que la Generalitat tenga establecidos, como las oficinas de l Generalitat en Madrid y Bruselas» o los que existan en el futuro.

Podemos señala en el artículo 3 que el Consell proporcionará a los expresidentes «los servicios de seguridad si se consideran oportunos». Y especifica que los expresidentes que usen los medios de la Generalitat tendrán que dar cuenta de su utilización mediante un informe anual de actividades.

El 4 es el que hace referencia al Jurídic y al CES, y el 5 se refiere a la posibilidad de revocar el tratamiento y los medios cuando haya una sentencia firme por un caso de corrupción.

Fotos

Vídeos