El PSPV deja solo a Echávarri en el balcón

Ribó dejó a Echávarri en el el ayuntamiento y bajó a la calle a ver la mascletà con Galiana. / EFE/Kai Försterling
Ribó dejó a Echávarri en el el ayuntamiento y bajó a la calle a ver la mascletà con Galiana. / EFE/Kai Försterling

Ximo Puig no acude al Ayuntamiento a ver la mascletà, Sandra Gómez pasa el día en su falla y Sarriá y Menguzatto no van al Ayutamiento Los socialistas hacen el vacío al procesado alcalde de Alicante

F. RICÓS VALENCIA.

El procesado alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, vivió una jornada fallera exenta de calor político. A las puertas de que se le abra el juicio oral por fraccionamiento de contratos en la concejalía de Comercio, y a la espera de que se le procese por un supuesto despido injusto de una trabajadora, el responsable del consistorio alicantino acompañó ayer a la bellea del foc alicantina, Sofía Escoda, y su corte de honor, a vivir la fiesta fallera en la capital de la Comunitat Valenciana.

Es ya tradicional que la fallera mayor de Valencia, en esta ocasión Rocío Gil, invite a las reinas de las fiestas de Alicante y Castellón a que la acompañen en uno de los actos de mayor fervor religioso popular de las fiestas josefinas, la Ofrenda de flores a la Mare de Déu dels Desamparats. Estaba previsto que el alcalde de Alicante, Echávarri, acompañase en ese acto a Sofía Escoda.

Hasta que llegó la hora del desfile la bellea del foc y su corte disfrutaron de una jornada fallera que incluyó ver la mascletà de la plaza del Ayuntamiento. Y Gabriel Echávarri, al igual que el representante de la Federación de Fogueres de Sant Joan, también acudió al Ayuntamiento de Valencia y a su lugar de privilegio a la hora de la mascletà: el balcón.

El presidente Puig prefirió quedarse en el Trinquet de Pelayo antes que verse con Gabriel Echávarri El alcalde de Valencia vivió la mascletà en la calle a pesar de tener de invitado a su homólogo alicantino

Pero Echávarri se quedó sin que los suyos, los cargos públicos socialistas en la ciudad de Valencia, le prestasen un apoyo visible ante el doble trance judicial que atraviesa y que previsiblemente le costará la alcaldía, aunque por ahora se niega a abandonarla.

Ximo Puig, pese a que tenía anunciada su presencia en el balcón del Ayuntamiento a las 14 horas para presenciar la mascletà, no acudió. Prefirió quedarse en el Trinquet de Pelayo y vivir con intensidad la final de escala i corda entre los equipos de Benidorm y Vila-real. Puig salió del templo de la pilota valenciana sobre las dos menos cuarto. No mostró mucho interés por coincidir con el alcalde de Alicante en el balcón del Ayuntamiento. Puig evitó la foto.

La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Valencia y secretaria general del PSPV en la ciudad, Sandra Gómez, prefirió pasar el día de ayer en su falla y prepararse con tranquilidad para salir en la ofrenda por la noche. También evitó la foto.

Los concejales socialistas Vicent Sarriá y Anaïs Menguzzato tampoco aparecieron por el Ayuntamiento. De los ediles del PSPV sólo estaban en la casa consistorial Ramón Vilar y Maite Girau. Tampoco estos se hicieron la foto con Echávarri. El único que estuvo departiendo con el alcalde de Alicante fue el concejal Ramón Vilar, que se tomó un refresco con él en el Salón de Cristal.

Y Joan Ribó evitó la instantánea con Gabriel Echávarri. El alcalde de Valencia eligió el día con menos presencia de políticos en el Ayuntamiento para abandonar el balcón y vivir la mascletà en la zona de fuegos junto con los concejales Grezzi y Galiana. Previamente Ribó había recibido en la privacidad de su despacho a Gabriel Echávarri.

Fotos

Vídeos