PSPV y Compromís vuelven a ningunear a Podemos tras exigir dimisiones

Antonio Estañ, secretario general de Podemos. / EFE/ Kai Forsterling
Antonio Estañ, secretario general de Podemos. / EFE/ Kai Forsterling

La formación morada evita concretar medidas si los partidos del Consell obvian sus demandas por el caso de la posible financiación irregular

A. C.

Valencia. El posible caso de financiación irregular que afecta al PSPV y al Bloc, partido mayoritario dentro de Compromís, ha puesto a Podemos en una situación muy comprometida e incómoda. La formación morada no ha dejado de reclamar más información detallada, medidas contundentes y ceses a sus socios del Pacto del Botánico desde que estalló el escándalo pero no ha encontrado apenas respuestas. Una situación que se repitió ayer, cuando las demandas de dimisiones por parte de Podemos volvieron a caer en saco roto.

Antonio Estañ, secretario general de Podemos en la Comunitat y portavoz en Les Corts, exigió que se aparte a las personas que reciben un sueldo público y siguen ostentando cargos en administraciones públicas y están vinculadas a la supuesta financiación irregular del partido en la campaña de 2007. En concreto, señaló directamente a Agustín Navarro, exalcalde socialista de Benidorm actual diputado provincial, y José Ramón Tíller, director de expansión de Egevasa a propuesta del PSPV. Además, aprovechó la ocasión para indicar que Enric Morera, presidente de Les Corts y exsecretario general del Bloc en la etapa investigada, tiró «algún balón fuera» a la hora de dar unas explicaciones que considera que no son satisfactorias.

Estañ, preguntado por los periodista, fue incapaz de dar una respuesta clara acerca de qué pasará si sus socios parlamentarios no cumplen las exigencias de Podemos. El partido morado ya insistió sin éxito en que se apartara por este caso a José Manuel Orengo, asesor del Consell, y que PSPV y Compromís se sometieran a una auditoría externa y estas dos nuevas peticiones van por el mismo camino. Estañ advirtió ayer que es necesario dar respuestas a la ciudadanía si quiere «de verdad proteger al Botánico» y remarcó que está en juego «volver a etapas anteriores», en referencia a que este caso puede llevar a que el PP consiga recuperar la presidencia de la Generalitat.

Los socialistas cuestionan que Estañ pida apartar a unas personas distintas que hace una semana

La respuesta a Podemos no tardó en llegar aunque volvió a ser decepcionante para el proyecto morado. El portavoz del PSPV, Manolo Mata, pidió a Estañ «prudencia, mesura y tranquilidad» para ver cómo se desarrolla la investigación judicial, porque el partido no ha encontrado responsabilidades políticas, y cuestionó que el síndic de Podemos haya citado ahora «nombres que no eran los de la semana pasada». Por su parte, el diputado de Compromís en Les Corts Juan Ponce defendió que las acusaciones sobre financiación se refieren «a la prehistoria» y recordó que no hay ningún investigado y que la justicia de momento «no tiene nada que decir».

Este ninguneo por parte de sus socios deja a Podemos en una posición muy delicada. La formación está intentando exigir «más contundencia» pero se topa ante la negativa de los partidos del Consell y la dificultad de forzar una crisis que beneficiaría al PP y Ciudadanos, que ya se adelantó al pedir una comisión de investigación que se votará la próxima semana, y afectaría a una izquierda que ya ve con cierta preocupación las encuestas a un año de las elecciones.

Fotos

Vídeos