PSPV y Compromís de la FVMP instan a los alcaldes a no colgar banderas tricolor

La bandera republicana, en el ayuntamiento de Xeraco. / lp
La bandera republicana, en el ayuntamiento de Xeraco. / lp

Las dos formaciones de izquierda que dominan el órgano de gobierno de los municipios se alinean con las tesis que defiende el delegado del Gobierno

F. RICÓS

Valencia. Un informe elaborado por la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, entidad gobernada por representantes del PSPV y Compromís, insta a los alcaldes de la Comunitat Valenciana a no colgar en los edificios municipales la bandera republicana porque incumplirían la normativa.

Este documento ha visto la luz en vísperas de la conmemoración de que se proclamara la II República, el 14 de abril.

El estudio, elaborado por los servicios jurídicos de la Federación a instancias del alcalde de Oliva, se alinea con las tesis que ha defendido la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana y con las diferentes sentencias dictadas en contra de municipios cuyos dirigentes rememoraron el 14 de abril colgando banderas tricolores en los ayuntamientos, ya fuera en la fachada principal o en secundarias.

Barxeta, Buñol, Xeresa, Xeraco y Paiporta, condenados por exhibir la bandera republicana

El alcalde de Oliva, David González, de Compromís, preguntó a la FVMP sobre «la legalidad de izar la bandera tricolor de la II República Española para conmemorar el 14 de abril». Además, planteó que si eso se ajustaba a derecho, se informara a todos los municipios asociados a la entidad.

El informe elaborado por los servicios jurídicos de la entidad cuyo presidente es un dirigente del PSPV, Rubén Alfaro, alcalde de Elda, y su vicepresidente es alcalde de Sagunt y dirigente de Compromís, Quico Fernández, indica en sus conclusiones que la bandera de España es la rojigualda y que la Constitución «no permite alterar los símbolos externos y representativos de cada institución y separarlos de la imagen exterior de los edificios públicos».

El informe pone de manifiesto que «aplicando los criterios legales y jurisprudenciales, es evidente que se incumpliría la normativa aplicable en el supuesto de utilizar otros símbolos no constitucionales», señala en referencia a la tricolor.

El estudio también advierte de que «la utilización de una bandera no constitucional vulneraría el principio de neutralidad y objetividad que debe regir toda actividad de una Administración Pública».

Para concluir, alude a la jurisprudencia y alude a una sentencia del Tribunal Superior de Castilla y León por la que «la colocación y exhibición de una bandera no constitucional, como la bandera de la II República española, en el exterior del edificio de una de las fachadas del Ayuntamiento de Miranda de Ebro, infringe el ordenamiento jurídico, debiendo proceder el Ayuntamiento de Miranda de Ebro a su retirada».

La Delegación del Gobierno ha conseguido que se condene a cinco ayuntamientos por colgar en la fachada de los edificios consistoriales la bandera republicana. Es el caso de Barxeta, Buñol, Xeresa, Xeraco y más recientemente, Paiporta. El juzgado de lo contencioso número siete de Valencia hizo pública ayer la sentencia por la que condena al ayuntamiento de Paiporta por colocar la alcaldesa la tricolor en el balcón municipal.

Fotos

Vídeos