PSPV y Compromís entierran la tasa turística que Estañ ya había devaluado

Antonio Estañ, portavoz de Podemos, en un pleno de Les Corts. / EFE
Antonio Estañ, portavoz de Podemos, en un pleno de Les Corts. / EFE

Podemos no logra ningún apoyo a su propuesta pese a haberla rebajado para adaptarla a las demandas de los nacionalistas

A. CERVELLERA

Valencia. En el debate de política general que tuvo lugar en septiembre, Les Corts instó al Consell a implantar la tasa turística. La propuesta contó con el apoyo de Podemos y Compromís, el rechazo del PP y la abstención del PSPV y Ciudadanos. Tres meses después, las cosas parecen haber cambiado radicalmente ya que el partido morado, pese a haber reformado su propuesta inicial para acercarla a las demandas del Consell, no ha logrado el respaldo ni de los socialisas ni de los nacionalistas, que han enterrado su proyecto estrella.

La comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda enterró ayer un proyecto que Podemos consideraba esencial que se tuviera en cuenta para respaldar las cuentas de 2018. El partido que dirige Antonio Estañ en la Comunitat tan sólo consiguió arrancar una abstención al resto de socios del tripartito. Algo que fue insuficiente para sacar adelante la votación por el rechazo de PP y Ciudadanos. Podemos rebajó sus exigencias iniciales respecto a la tasa el pasado lunes para intentar encontrar el mayor consenso posible. A diferencia de la propuesta inicial, desde la formación de Estañ se apostó por no implantar el impuesto en 2018 sino posponerlo a 2020. Además, la propuesta añadía que la implantación sería «gradual» y que su gestión sería municipal, tanto en la recaudación cono en el uso del tributo.

Pero la incorporación de estas propuestas, pese a ser las principales demandas que defendía Compromís, no contó con el apoyo de los que han sido su socio electoral. Fran Ferri, portavoz de la coalición en Les Corts, justificó su abstención asegurando que su proyecto no era exactamente lo que había presentado Podemos, ya que la recaudación de una parte del impuesto era autonómica y desde Compromís defendían que en su totalidad fuera municipal. Un pequeño matiz al que se agarró Ferri para justificar su postura.

La abstención de los partidos que forman el Consell fue decisiva para no aprobar el impuesto Desde Podemos aseguran que PSPV y Compromís «ceden y se pliegan» ante los lobbies turísticos

El debate en la comisión de la tasa lo protagonizó una constante tensión entre Podemos y Compromís. Antonio Montiel, diputado autonómico, defendió que los partidos que forman el Consell «ceden a los lobbies y se plieguen a ellos» y «eludan el debate para la calidad del turismo valenciano». Unas palabras que no gustaron nada a Mireia Mollà, portavoz adjunta de la coalición, que reprochó a Podemos que decidiese no entrar en el Ejecutivo y subrayó que es «responsable valorar la opinión de todos los elementos de este sector estratégico», incluyendo la de los empresarios. Pese al enfrentamiento, puntualizó que el debate sigue abierto y que aunque no sea en esta legislatura, «este tema estará encima de la mesa». Por su parte, desde Podemos aún no garantizan su apoyo a los presupuestos, que es casi imprescindible para sacar las cuentas, y lo condicionan a que se acepten el resto de enmiendas después de que haya sido vetada la tasa turística.

Fotos

Vídeos