El PSPV admite su divorcio con À Punt y ve «poco organizado» su arranque

Manolo Mata, portavoz del PSPV en Les Corts, junto a Mari Carmen Sánchez, síndica de Ciudadanos. / EFE
Manolo Mata, portavoz del PSPV en Les Corts, junto a Mari Carmen Sánchez, síndica de Ciudadanos. / EFE

Mata califica el inicio de la nueva RTVV de «aleatorio» y critica las «disfunciones» de un modelo que admite que no era el de los socialistas

Arturo Cervellera
ARTURO CERVELLERAValencia

El proceso de reapertura de À Punt, la nueva radiotelevisión valenciana, ha sido muy criticado por diferentes colectivos y partidos políticos como el PP y Ciudadanos. Otorgar excesivos privilegios a los extrabajadores de RTVV, hacer casi imposible la entrada de nuevas generaciones de periodistas, los vínculos de determinados aspirantes o los procesos de selección de las jefaturas han sido cuestiones criticadas duramente por la oposición, que denuncian cómo À Punt nace con vicios del pasado que se querían eliminar. Hasta ahora el PSPV había guardado silencio y evitaba comentar en público el proceso de reapertura pero ayer Manolo Mata, portavoz de los socialistas en Les Corts y vicesecretario general de la formación en la Comunitat, quiso distanciar a su partido del arranque de la nueva radiotelevisión valenciana.

Mata considera que se ha «excluido» a los nuevos profesionales en el proceso de selección

En una entrevista a CV Radio, Mata admitió que el comienzo de À Punt no está siendo «el mejor de los arranques» y consideró que Empar Marco, la directora del nuevo ente, y el Consejo Rector (los máximos responsables y ejecutores de la reapertura) han evidenciado «lo aleatorio y poco organizado que son la toma de decisiones». El portavoz socialista aseguró que existen «disfunciones» que esperó que se superen con el tiempo pero insistió en que «no había ningún plan preconcebido».

Mata también quiso dejar claras sus dudas acerca de las ventajas que se le han otorgado a los extrabajadores de RTVV, que han provocado que prácticamente la totalidad de las bolsas temporales estén formadas por antiguos periodistas. El vicesecretario general afirmó que «el requisito de la antigüedad, que es verdad que está relacionado con la ley, excluye a mucha gente» y subrayó que en la actualidad son «porcentajes elevadísimos» de extrabajadores los que maneja À Punt para su reapertura. El portavoz del PSPV fue contundente: «Hay una generación de periodistas que por juventud u otras razones no han podido estar en los medios de comunicación públicos valencianos porque han sido excluidos».

Mata no descarta ser candidato a la alcaldía de Valencia

Durante la entrevista a CV Radio en la que Manolo Mata dejó claro el distanciamiento de su partido del arranque de À Punt, el portavoz del PSPV en Les Corts aseguró que no descarta presentarse para ser el candidato de su partido a la alcaldía de Valencia.

Mata, que fue reticente a responder esta cuestión, dejó la puerta abierta. «Como voy a descarta yo eso, nadie descarta nada en política», subrayó el vicesecretario general del PSPV, que indicó que el proceso orgánico que tiene lugar durante estos días en su partido no tienen «nada que ver» con las próximas votaciones para elegir al alcaldable de los socialistas.

Ayer mismo las dos aspirantes a ocupar la secretaría general, Maite Girau, próxima a José Luis Ábalos y a Pedro Sánchez, y Sandra Goméz, afín al presidente Ximo Puig, formalizaron sus respectivas candidaturas de cara a las primarias que tendrán lugar el próximo 4 de febrero. De ahora en adelante comienza oficialmente la campaña. Según los estatutos, las candidaturas tenían que presentar un mínimo del 3% y un máximo del 6% del censo, con lo que se han registrado el máximo de 93 avales de los que todos eran correctos, tal y como informaron los equipos de Gómez y Girau.

Esta situación ha llevado a organizaciones como la Unió de Periodistes o la Asociación de la Prensa de Alicante a presentar un recurso contencioso-administrativo contra las bolsas de trabajo temporales de À Punt y reclamó la paralización temporal del proceso al considerar que se han incumplido principios constitucionales. Además, también ha surgido una plataforma (À Punt Amb Joves) que denuncia la exclusión de las nuevas generaciones de periodistas del proceso. Estos movimientos fueron respaldado por Mata en la entrevista, que incidió en que las asociaciones «hacen bien» en llevar este tema a los tribunales para «aclarar esta cuestión».

El PP y Ciudadanos ya habían dejado claras sus discrepancias con la reapertura de RTVV

El PSPV ya evidenció su recelo hacia À Punt en el congreso provincial del partido, en este caso por lo que consideraron un excesivo protagonismo de Compromís. Una enmienda por la agrupación de Moncada advirtió sobre «las posibles cuotas de participación en las estructuras de comunicación política deben ser fiscalizadas para evitar distorsiones en el relato comunicativo que puedan favorecer a unas organizaciones políticas frente a otras». Obviamente, el texto no citó expresamente a qué organización política se refiere, ya que no tenía sentido que la ponencia política de un partido terminara citando a otra formación, pero en el seno del PSPV se admitió que la alusión es una referencia todo lo explícita que se puede a Compromís, el socio de gobierno de los socialistas en el Gobierno valenciano y firmante junto a PSPV y Podemos del Pacto del Botánico.

Abandono del Consell

Empar Marco denunció hace unos meses lo que consideró el abandono del Consell y la falta de apoyo de Presidencia, el departamento en manos de Ximo Puig, para la puesta en marcha de À Punt. La directora de la nueva radiotelevisión fue muy crítica con esta cuestión y señaló que esperaba que hubiera habido más respaldo por parte de las instituciones valencianas.

Apertura de À Punt

Desde las filas socialistas se indicó que el esquema que eligió Les Corts para À Punt, con una apuesta clara por la desgubernamentalización, tiene consecuencias como esta ya que no existe ningún tipo de control directo desde el Consell a la radiotelevisión. El PSPV recalcó que este modelo, que tampoco era el impulsado por el partido, no obliga a respaldar a À Punt como a un departamento que dependa de ellos ya que tienen un presupuesto propio para desarrollar su actividad.

Fotos

Vídeos