El PSPV advierte a Podemos de que la reforma del Jurídic no afecta a Camps

Los podemistas dicen que la restricción de mandatos incluye a expresidentes y los socialistas y Compromís cuestionan esta interpretación

A. CERVELLERA

Valencia. Los frentes judiciales que tiene abiertos Francisco Camps, expresidente de la Generalitat, ha provocado que en diferentes ocasiones Podemos haya intentado sacar adelante diferentes reformas para que abandone el Consell Jurídic, del que es miembro por su condición de expresidente. La idea siempre ha contado con la negativa del PSPV por intentar legislar contra una persona en concreto. Ayer, la formación morada volvió a intentar abrir una vía al interpretar que la reforma de la ley obligará Camps a abandonar antes de los previsto el órgano. Un análisis que rechazaron tanto PSPV como Compromís, que avisaron que la actualización de la norma no afectará al expresidente.

En la rueda de prensa posterior a la junta de portavoces que tuvo lugar ayer en Les Corts, Fabiola Meco, portavoz adjunta de Podemos, informó de que el próximo pleno incluirá el debate de la reforma de la ley del Consell Jurídic. Una actualización que ha sido pactada por PSPV, Compromís, Podemos y Ciudadanos y que comprende aspectos como que los grupos parlamentarios puedan elevar iniciativas al órgano consultivo, la comparecencia anual de sus miembros en sede parlamentaria y la reducción de los años máximos de mandato de 15 a 8. La reforma también prevé que los actuales consejeros estén un límite de 9 años.

Para Podemos esta modificación implica que Camps, que entró en el órgano en 2011 después de dimitir como jefe del Consell, abandone en 2020 el Consell Jurídic. Sin embargo, tanto socialistas como nacionalistas consideran que la ley sólo afectará a los consejeros designados por Les Corts y el Ejecutivo autonómico y no a los expresidentes, que cuentan con una tratamiento diferenciado y se les considera miembros natos.

Manolo Mata, portavoz del PSPV en Les Corts, advirtió de que Camps podría quedarse hasta 2026 en el puesto. El síndic socialista destacó que esta es una cuestión «jurídicamente complicada» pues, según afirmó, la ley de expresidentes «garantiza su adscripción al Consell Jurídic» y remarcó que los expresidentes «no tienen mandato» sino que «se incorporan y abandonan el órgano cuando quieren» ya que «tienen derecho a estar». Mata pidió no convertir esto en «una batalla política» porque, a su juicio, los expresidentes son «de lo más noble que ha tenido esta Comunitat, con sus luces y sus sombras, porque los valencianos les han votado», y le parece «bien» que se puedan acoger a un ente. El portavoz del PSPV también mostró sus dudas sobre la limitación de mandatos a ocho años, ya que eso puede evitar que «gente exitosa en su vida profesional joven quiera estar». De forma similar se pronunciaron desde Compromís en declaraciones a este diario y recalcaron que la condición de miembro nato del expresidente popular impide que le afecte la reforma que será debatida la próxima semana en Les Corts.

Fotos

Vídeos