El PSOE asturiano replica a Soler y pide preservar el 'statu quo' de la financiación

El portavoz del Gobierno del Principado rechaza que sea «marginal» defender la igualdad de servicios y niega que existan frentes contra los intereses valencianos

A. C./ EFE VALENCIA/OVIEDO.

Los comentarios de Vicent Soler, conseller de Hacienda, en los que no veía con buenos ojos que se hubiera creado un frente de comunidades a favor de criterios poblaciones y en contra de los intereses valencianos encontraron ayer su respuesta en el norte de España. El portavoz del Gobierno socialista asturiano, Guillermo Martínez, señaló que defender la igualdad en la prestación de los servicios públicos en toda España en la reforma del modelo de financiación autonómica no es un asunto «marginal» y apostó por continuar con el 'statu quo' actual que consideró que otras autonomías como la valenciana quieren liquidar.

En rueda de prensa tras la reunión del Ejecutivo, Martínez respondió así Soler, que el pasado martes pidió la unidad de todas las comunidades para buscar un nuevo sistema que resuelva la infrafinanciación en vez de hacer «frentes» por temas «marginales» y ya ponderados en el actual modelo como es el caso de la despoblación. Unos comentarios que van totalmente en contra de los intereses de las autonomías con mayor dispersión geográfica de España y favorecen a las regiones del Mediterráneo. El consejero asturiano rechazó el término de «frente» para el acuerdo suscrito por el Principado con Galicia, Castilla y León y Aragón y destacó que puede ser una denominación periodística, pero no política». El dirigente socialista también señaló que las cuatro comunidades mantienen desde hace tiempo una postura común sobre esta cuestión.

Martínez defendió que el único objetivo de los cuatro presidentes (dos del PP y dos del PSOE) que se reunieron el pasado lunes en León y que comparten una visión similar de lo que significan las autonomías y su papel «como actores fundamentales del Estado», era defender los intereses de los ciudadanos de sus respectivos territorios. A su juicio, aunque alguien pueda interpretar que el envejecimiento de la población y su repercusión sobre el coste de los servicios públicos es una cuestión marginal, al Gobierno asturiano le parece un aspecto «esencial» para el futuro modelo y para defender tanto la solidaridad interterritorial como la igualdad entre los ciudadanos de todas las comunidades autónomas.

El portavoz asturiano admite que cada región tiene una postura concreta sobre este debate

Aunque admitió que en este debate cada comunidad «tiene su postura y es comprensible que vele por sus intereses», el portavoz del Principado indicó que, al margen de cálculos económicos, también hay diferencias políticas dado que gobiernos como el asturiano no pretenden utilizar la reivindicación de la financiación autonómica «como factor de agitación ciudadana». Tras la alusión al respaldo que el Gobierno valenciano dio a la manifestación celebrada en noviembre para reclamar una financiación justa para su comunidad, Martínez incidió en que en el debate abierto ahora «unos quieren acabar con el statu quo actual» y otros, como Asturias, pretenden que se parta del mismo.

En este sentido, subrayó que el Principado no defiende que mantener el actual 'statu quo' de cada comunidad con el modelo vigente «sea cerrar en falso el problema de la financiación» ni asume que el volumen de recursos «sea directamente proporcional a la capacidad fiscal de cada territorio». Martínez recordó que el Gobierno que preside el socialista Javier Fernández ya había anunciado que en este ámbito buscaría dos grandes consensos, uno interno en el Parlamento y en la sociedad asturiana y otros externo mediante alianzas territoriales como las que ya impulsó para reclamar un Pacto Demográfico o para defender el sector de la minería y rechazar el cierre de centrales térmicas.

Más

Fotos

Vídeos