PP y Cs protestan por el partidismo en Les Corts de una presidenta de comisión

La presidenta de la comisión de Educación, Marian Campello, durante una sesión en Les Corts. / LP
La presidenta de la comisión de Educación, Marian Campello, durante una sesión en Les Corts. / LP

La oposición presenta una queja formal por el modo «arbitrario» en que una diputada de Compromís favorece al tripartito en las sesiones en Educación

D. Burguera
D. BURGUERAValencia

La legislatura pasa el ecuador y la crispación se acentúa más en los fondos que (como hasta ahora) en las formas. Los diputados se siguen diciendo las mismas cosas, a veces con trazo muy grueso; sin embargo, las reacciones comienzan a tomar más cuerpo. En el último pleno de Les Corts se produjo el primer apercibimiento desde 2015. El presidente de la Cámara, Enric Morera, llamó la atención de manera oficial a un diputado del PP, Jorge Bellver. El martes se registró también una queja formal por el modo en que se preside una comisión, la de Educación. Desde la oposición se firma una carta dirigida a Morera para protestar formalmente por cómo preside la comisión Marian Campello, de Compromís.

Las parlamentarias responsables de las materias educativas de los partidos PP y Ciudadanos firman conjuntamente un escrito que remiten a Morera. La popular Beatriz Gascó y Mercedes Ventura (Cs) rubrican una queja donde denuncian que Campello realiza sistemáticamente una «interpretación arbitraria del Reglamento de Les Corts que sitúa a los grupos parlamentarios que sustentan al Consell en una posición de ventaja respecto al resto de los grupos de la Cámara que observan que no son tratados en igualdad de condiciones durante los debates de la comisión».

La denuncia de la oposición asegura que por parte de Campello «se ha venido incumpliendo lo establecido en el artículo 69 del Reglamento». El mencionado artículo se refiere a los turnos por alusiones y el tiempo que deben durar. «Se les concede a determinados miembros de la comisión muchos más minutos de intervención que al resto, introduciendo cuestiones que nada tienen que ver con las previsiones que recoge el referido precepto y que tampoco se relacionan con el objeto de la iniciativa o el punto del orden del día que en ese momento se está debatiendo», prosiguen Gascó y Ventura, que solicitan a Morera, de Compromís como Campello, que «lleve a cabo las actuaciones necesarias para hacer cumplir a la presidenta de la comisión el Reglamento».

Ciudadanos y populares instan a Morera a que obligue a Campello a cumplir el reglamento

No es la primera situación extraña protagonizada por Campello, que también preside la comisión de investigación de Ciegsa, reunida el pasado lunes por espacio de tan sólo tres minutos (cada sesión tiene un coste medio de 3.000 euros, por kilometraje y dietas) y que suspendió abruptamente una comparecencia de Gerardo Camps durante unos minutos el pasado mes de mayo por considerar que la tensión del debate hacían el ambiente «insoportable». Para sorpresa de todos, se levantó y se fue.

Fotos

Vídeos