Proponen no pagar la parte autonómica de la cuota de militante

F. M. VALENCIA.

La ejecutiva provincial del PSPV de Valencia aprobó el miércoles por la noche una resolución en la que solicita que se anule y se deje sin efecto la parte de la cuota del militante del PSPV impuesta por la dirección nacional en 2009. Se trata de un suplemento mensual de 1,5 euros que se justificó en la necesidad de atajar la deuda contraída por este partido como consecuencia de las costas procesales que el partido soportaba tras emprender una ofensiva judicial frente a los casos de corrupción del PP.

La iniciativa aprobada por la dirección que lidera Mercedes Caballero recuerda que hoy en día, sustanciados la mayoría de los casos de corrupción en juicios en marcha o con sentencias firmes, esa parte autonómica de la cuota «ha perdido la verdadera motivación por la que el comité nacional la aprobó hace ya nueve años». Además, remarca que «en noviembre de 2017 se procedió a la venta efectiva de la sede de Blanquerías» y que, al mantener una cuota más elevada que el resto de federaciones socialistas, «persiste el goteo de militantes que no pueden pagar la cuota que se les gira y que es superior a la que pagan el resto de militantes socialistas de todo el Estado».

La resolución de la dirección provincial recuerda que la afiliación del PSPV ya está situada con claridad por debajo de los 20.000 militantes -llegó a rozar los 40.000 en los años ochenta- y atribuye esa caída, además de a la emergencia de nuevos partidos que intentan ocupar el ámbito de la izquierda política, al «encarecimiento de la cuota que se gira a la militancia del PSPV». En el debate del miércoles se propuso dejar de pagar también el euro de subida de la cuota aprobada por la dirección federal, aunque no salió aprobada.

Fotos

Vídeos