La presión vuelve a reservarse para los futuros presupuestos

Estañ y su equipo parecen haber llegado a la conclusión de que la exigencia al Consell va a cargo de los presupuestos autonómicos. El secretario general de Podemos considera que las próximas cuentas, las últimas que el actual Ejecutivo podrá llevar a la práctica por completo, ya que los presupuestos de 2019 serán para un año electoral. Estañ anunció ayer que las futuras cuentas del Gobierno valenciano «deben marcar las políticas sociales y culminar en la desaparición de los barracones, intervenir en la mejora del modelo productivo y actuar contra la precariedad laboral». La presión de los morados se centrará, por tanto, en intervenir en los presupuestos con el fin de que su demandas se vean satisfechas.

Fotos

Vídeos