La presidenta del PSOE cree que la propuesta constitucional del Consell propicia el debate

EFE

Valencia. La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, consideró ayer en Valencia que la propuesta de reforma constitucional presentada por la Generalitat «propiciará el debate en el Congreso». «Sin entrar en detalles, porque acaba de ser presentada, hay que valorar que ya tengamos una propuesta sobre la que debatir», apuntó Narbona antes de clausurar una jornada de trabajo de presidentes de las federaciones socialistas junto al líder del PSPV y president de la Generalitat, Ximo Puig.

La exministra recordó que el PSOE definió, en su trigésimo noveno congreso, una propuesta «federal» para «perfeccionar el artículo 2 de la Constitución, que dice que España es un país de nacionalidades, o como dijo Felipe González, una nación de naciones». «Damos la bienvenida a la iniciativa de la Generalitat» que presentó Puig este martes porque, según Narbona, «va a significar la posibilidad de debatir en el Congreso en la comisión impulsada por el PSOE para la evaluación del modelo territorial sobre propuestas concretas de reforma de la Constitución». «Desde que arrancó la comisión, muchos expertos han dicho que la Constitución debería ser reformada, pero todos se han limitado a plantear esa necesidad de reformas. Ahora tenemos una propuesta que animará el debate en esa comisión», valoró.

A su juicio «no se trata ahora de entrar en sus contenidos, pero supone una oportunidad de revisar la Carta Magna desde la idea que los socialistas tenemos de una España federal, que mantenga la unidad desde la diversidad de los territorios».

Por su parte, el portavoz de los socialistas en Les Corts, Manolo Mata alabó la «osadía» y «valentía» del Consell y ha destacado que «hace 40 años tuvimos la más moderna Constitución de Europa en derechos y libertades, pero se está rompiendo por algunas costuras y cabe reforzar el tratamiento a los diversos territorios». Mata consideró que «hace falta clarificar si las diputaciones y las provincias siguen teniendo una función en el siglo XXI», y hay que «reconocer nuevos derechos y ver cómo están cómodos los territorios que tiene dos lenguas».

Fotos

Vídeos