La presidenta del Jurídic dice que sólo Camps puede decidir si deja la institución

EP

valencia. La presidenta del Consell Jurídic Consultiu (CJC), Margarita Soler, indicó ayer que corresponde al expresidente de la Generalitat y miembro de esta entidad, Francisco Camps, decidir si renuncia a su cargo como le han pedido desde distintas instituciones como les Corts. «La renuncia es una cuestión que siempre está dentro del ámbito de las decisiones personales o políticas», comentó Soler, quien añadió que en ese tipo de decisiones «el Consell Jurídic Consultiu no tiene ningún papel».

La responsable de esta entidad aclaró que las peticiones de renuncia que se están haciendo a Camps «no generan ningún problema» al «funcionamiento interno» del CJC pero resaltó que no es la situación «más grata» para esta institución ser «foco de atención» por «cuestiones que son ajenas» a su trabajo.

Soler se pronunció de este modo en declaraciones a los periodistas tras entregar la Memoria del CJC de 2016 al presidente de les Corts, Enric Morera, durante un acto al que asistieron el resto de miembros de la Mesa de la Cámara autonómica y representantes de los distintos grupos parlamentarios. Diversas instituciones de la Comunitat como les Corts, diputaciones provinciales y ayuntamientos han aprobado iniciativas en las que instan a Francisco Camps, también expresidente del PPCV, a «renunciar» a su cargo en el CJC y a las disposiciones «reguladas en la Ley del Estatuto de Expresidentes» autonómicos «por haber incurrido en actos y comportamientos que no se corresponden con la necesaria dignidad» de la citada entidad.

Estas peticiones se han formulado a partir de la confesión del exsecretario general del PPCV Ricardo Costa en el juicio de Gürtel, en el que apuntó directamente a Camps como la persona que ordenó contratar con la empresa de la trama Orange Market y los pagos en negro.

Fotos

Vídeos