El Rey pone a los Juegos como ejemplo de éxito por la «unidad»

Puigdemont saluda al rey Felipe VI este miércoles../Alejandro García (Efe)
Puigdemont saluda al rey Felipe VI este miércoles.. / Alejandro García (Efe)

Al inicio de su discurso, un asistente ha levantado una estelada y un pequeño cartel con el lema 'Queremos votar'

EFEMadrid

El rey Felipe VI ha puesto este martes a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Barcelona como ejemplo de los éxitos que se pueden conseguir trabajando conjuntamente y "en una misma dirección", sumando el esfuerzo de todos.

"Los Juegos de Barcelona fueron justamente esto: el producto del esfuerzo, de la generosidad, de la solidaridad y del compromiso de todos; de la unidad de todos alrededor de un proyecto que contó con la colaboración entre todas las administraciones", ha manifestado el Rey -en catalán- durante el acto de conmemoración de los 30 años del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat del Vallès y los 25 de Barcelona '92.

Al inicio del discurso del Rey, uno de los asistentes ha levantado una 'estelada', que los responsables de seguridad han retirado rápidamente, tras lo que ha levantado un pequeño cartel con el lema 'Queremos votar'.

"Todos juntos continuaremos nuestra trayectoria impulsando, mejorando y acrecentando el progreso que hemos sabido lograr durante décadas de esfuerzo solidario, de espíritu de concordia y de confianza en el futuro", ha sostenido Felipe VI.

En la misma línea, ha añadido: "Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Barcelona constituyen un magnífico ejemplo y una de las lecciones más brillantes y vigentes de nuestra historia más reciente".

Homenaje a Maragall y Samaranch

El Rey ha recordado al entonces presidente del Comité Olímpico, Joan Antoni Samarach, y al entonces alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall, de quienes ha destacado que tuvieron la responsabilidad, la capacidad y la oportunidad de trabajar compartiendo objetivos y resultados, y ha considerado "justo y merecido dedicarles un profundo homenaje de gratitud".

Ha resaltado que, para Barcelona, la organización de los Juegos supuso "una profunda modernización y su auténtica transformación a la ciudad pujante" actual y, para toda España, ha afirmado que los Juegos Olímpicos supusieron la confirmación del camino de desarrollo y progreso iniciado años antes, desde la entrada en la democracia 15 años atrás.

Ha recordado que hace unas semanas se conmemoraban las elecciones generales de 1977 y el ingreso de España en el Consejo de Europa: "Hechos que hace 40 años supusieron el punto de partida de una nueva etapa que se caracterizaría por la consolidación de nuestra convivencia democrática".

El Rey ha subrayado que ése fue el inicio de una trayectoria ascendente que en pocos lustros alcanzaría hitos como los Juegos olímpicos, la Exposición Universal de Sevilla y la Capitalidad Europea de la Cultura de Madrid, y ha asegurado que ninguno de estos acontecimientos fue fruto de la improvisación o de una determinada coyuntura, "sino que constituyeron una prueba evidente del progreso de una sociedad que avanzaba de la mano en todos los órdenes".

Al acto conmemorativo han asistido el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; la vicepresidenta del Gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría; el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo; el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach; el del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco; el presidente del Consejo Superior de Deportes, José Ramón Lete.

También han acudido los consellers Raül Romeva y Josep Rull; el delegado del Gobierno central en Cataluña, Enric Millo; el secretario general de Deporte de Cataluña, Gerard Figueras; la alcaldesa de Sant Cugat del Vallès, Mercè Conesa, y el director del CAR, Ramon Terrassa, entre otros.

Fotos

Vídeos