El PP prepara una amplia renovación de las candidaturas municipales

Isabel Bonig. / efe/J. C. Cárdenas
Isabel Bonig. / efe/J. C. Cárdenas

Bonig se reúne con la gestora de la provincia de Valencia para reactivar el partido en los pueblos y pide mayor intensidad en las zonas metropolitanas

Francisco Ricós
FRANCISCO RICÓSValencia

Los populares valencianos han empezado a engrasar la maquinaria electoral y se van a poner a elegir candidatos de cara a las elecciones municipales de 2019. El objetivo es acometer una amplia renovación de las candidaturas, abrir el paso a otra generación, o en su defecto a nuevas caras, que capitaneen las listas a los ayuntamientos.

Esta es una de las conclusiones a las que se llegó ayer en el encuentro que protagonizó la presidenta regional del PP, Isabel Bonig, y su consejo de dirección con la gestora del partido en la provincia de Valencia que dirige Rubén Moreno.

La renovación de los cabezas de lista y de los equipos que los acompañen en los comicios locales de dentro de 16 meses pretende ser amplia, pero no total. Las fuentes consultadas indicaron que la intención del partido es acometer la renovación en aquellas poblaciones que han tenido durante varias legislaturas al mismo alcalde popular y que en la última cita con las urnas el partido, pese a obtener más votos, no pudo conseguir la alcaldía por los pactos de izquierdas.

La dirección del PPCV no quiere que el partido se duerma en la comodidad de la oposición. Tras un primer empujón iniciado en otoño, en el que se movilizaron a diputados nacionales y autonómicos del partido, además de cargos orgánicos, para explicar a lo largo de la geografía valenciana qué estaba haciendo el Gobierno de Mariano Rajoy, Isabel Bonig quiere darle ahora una vuelta de tuerca, mantener la actividad de los cargos públicos y sumar a ellos los provinciales, comarcales y locales para que cuenten a la ciudadanía la gestión del Ejecutivo nacional y los planes para la Generalitat. Esta campaña tendrá mayor incidencia en las zonas metropolitanas, aseguraron.

En este sentido, la líder del PPCV, Isabel Bonig, aseguró que «al ciudadano le preocupan los temas en los que el Consell está más paralizado: las listas de espera sanitaria, el empleo y la educación. Por eso vamos a realizar rutas por la tres provincias para anunciar medidas que solucionen esta parálisis».

Bonig quiere que se dé a conocer «todo lo que está haciendo el Gobierno de Mariano Rajoy en la Comunitat Valenciana en materia de autónomos e inversiones, y que se explique todo aquello que no está haciendo el Ejecutivo valenciano en materia de inversiones».

Después serán los senadores, diputados nacionales, autonómicos y provinciales los que darán a conocer «la ley de autónomos valenciana que estamos preparando con el sector y nuestra propuesta de bajada de impuestos», declaró Bonig. Los populares proponen eliminar el impuesto de sucesiones, el de patrimonio y prácticar bonificaciones en el impuesto de transmisiones patrimoniales y tramos reducidos si los inmuebles que se transmiten estas afectados por una actividad empresarial. Bonig denunció que el Consell lo único que hace es subir los impuestos, «ya ha recaudado 1.500 millones de euros más».

Boig declaró que Puig y Oltra están más preocupados de sus líos internos que de atender los problemas de los valencianos. Incidió en que es una cuestión personal del expresidente Camps dejar el Consell Jurídic Consultiu, reconoció que el PP no le ha pedido que lo abandone, y recordó que facilitó la despolitización del órgano «pero Puig debe de estar pensando en integrarse la próxima legislatura». Indicó que el varapalo del TSJ a Marzà y Puig por el decreto plurilingüe «es una tarjeta roja a su imposición» y criticó que se hayan perdido tres años con el complejo comercial Puerta del Mediterráneo.

Fotos

Vídeos