La Policía Nacional identifica a los primeros agresores del 9 d'Octubre

Ultras agreden a uno de los manifestantes en la marcha del pasado lunes. / irene marsilla

El presidente Puig exige que se detenga a los atacantes y el tripartito lleva a Les Corts una declaración institucional de rechazo a los actos violentos

S. P. VALENCIA.

La Policía Nacional ya ha identificado a varios de los agresores de ultraderecha que boicotearon el pasado lunes la manifestación catalanista del 9 d'Octubre. La investigación anunciada por Juan Carlos Moragues, delegado del Gobierno en la Comunitat, ha dado sus primeros frutos tras analizar los vídeos e imágenes recopilados. Así lo confirmaron fuente de la Delegación del Gobierno, que señalaron que una vez concluido el análisis de los documentos gráficos se tomarán decisiones y medidas por la actuación de los grupos de ultraderecha.

Durante la marcha del lunes, varias personas fueron agredidas por grupos de extrema derecha. La Policía Nacional tuvo que intervenir cuando una decena de ultras arremetió contra un joven, una pareja y un fotógrafo de El País, al que intentaron arrebatar la cámara sin éxito. La manifestación catalanista contaba con la autorización de la Delegación del Gobierno y había sido convocada por la Comisión del 9 d'Octubre (integrada por sindicatos, partidos de izquierda y organizaciones como Acció Culural del País Valencià). Pese a la negativa de los organizadores, posteriormente se unieron otros colectivos independentistas como Arran o la CUP.

Ximo Puig, presidente de la Generalitat, exigió ayer que se detengan a las personas que infringieron la ley y alteraron el orden público en la manifestación. El jefe del Consell incidió en que es necesario «fortalecer la convivencia es que aquellos que han alterado el orden público, aquellos que han agredido» sean identificados, detenidos y puestos a disposición judicial.

PSPV, Compromís y Podemos también reclamaron ayer la necesidad de que Les Corts haga una declaración institucional para condenar las agresiones. Los nacionalistas y podemistas continuaron reclamando la dimisión del Delegado del Gobierno mientras que los socialistas reclamaron que Moragues de explicaciones a la ciudadanía, así como la comparecencia en el Congreso del ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido.

El PP emitió un breve comunicado en el que expresó «su rotunda y más enérgica condena a todo acto de violencia, venga de donde venga», al mismo tiempo que manifestó su «respaldo a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado». Desde Ciudadanos, el diputado Toni Subiela aseguró que «hay que condenar y erradicar la violencia» y destacó que le «entristecen estas imágenes y fue un mal broche para el día de todos los valencianos». La Unió de Periodistes también condenó los ataques a través de un comunicado y pidió a Moragues una reunión para que explicase por qué no se garantizó la seguridad de los periodistas.

Los actos violentos de la ultraderecha ya han llegado a los tribunales. Tal y como informó EFE, la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado presentó ayer ante la Fiscalía de Valencia una denuncia contra el grupo ultra Yomus por delitos de odio y ataques.

Más

Fotos

Vídeos