Podemos rectifica y pospone el debate de la tasa turística hasta la próxima legislatura

Antonio Estañ, portavoz de Podemos en Les Corts. / efe
Antonio Estañ, portavoz de Podemos en Les Corts. / efe

La formación morada enmienda su iniciativa para lograr el apoyo de Compromís y del PSPV y reduce el impuesto a los municipios

F. R.

valencia. Una semana después de que el grupo parlamentario de Podemos en Les Corts amenazase a sus socios del pacto del Botànic con replantearse el acuerdo de legislatura si no se aprobaban sus dos centenares de enmiendas a los presupuestos autonómicos de 2018, entre ellas la tasa turística, su propuesta estrella, ha rectificado. El síndico, Antonio Estañ, creía que disfrutaba del apoyo de Compromís, pero los de Oltra, un día más tarde, los dejaron sin respaldo alguno.

El actual portavoz del Podemos, Antonio Estañ, pese a que defendió el lunes de la semana pasada que la aprobación de la tasa turística «sigue siendo una prioridad» y aseguró que les «sorprendió y alarmó la negativa del PSPV a discutirla», rectifica para no quedarse solo y ayer la formación que dirige anunció que plantea «una moratoria al tramo autonómico de la tasa turística hasta 2020».

Para corregirse a sí mismo, Podemos optará por enmendarse a sí mismo con el fin de «acercar posiciones de cara al debate en Les Corts del proyecto de Medidas Fiscales de Gestión administrativa y financiera» que se inicia hoy.

La aprobación de la tasa turística era para Podemos «una prioridad» hasta la semana pasada

Las posiciones a las que quiere acercarse ahora Estañ es a las de Compromís. El portavoz de la coalición nacionalista, Fran Ferri, ya advirtió la pasada semana de que consideran necesario implantar la tasa pero de manera «gradual», y que su gestión sea municipal, tanto en la recaudación como en el uso del tributo. Ferri dijo sí a la tasa pero no ahora y que tampoco sea de titularidad autonómica.

Podemos quería un impuesto con el que pretendía recaudar 40 millones de euros el año próximo procedente del bolsillo de los turistas, ya fueran provinientes de fuera de la Comunitat Valenciana o de la propia autonomía. PSPV, PP y Ciudadanos rechazan este modelo, y también Compromís.

Por eso Podemos propuso ayer que «hasta la publicación del informe de evaluación de impacto de la ley y del impuesto y en todo caso, con anterioridad al 31 de Diciembre de 2020, la cuota tributaria líquida se obtenga del resultado de aplicar una bonificación completa de la cuota autonómica, tal como ha defendido Compromís en su propuesta surgida de la mesa de trabajo de la coalición».

Plantea ahora que se destine a los ayuntamientos «la totalidad de la recaudación de la componente fija, en función de la recaudación correspondiente en cada municipio al recargo municipal». El portavoz de Economía de los podemistas en Les Corts, David Torres, aseguró que con estas modificaciones a la propuesta inicial, se evidencia que la formación morada «ha hecho el máximo esfuerzo por lograr un amplio acuerdo y sacarla adelante».

Torres emplazó a Compromís y al PSPV a «ser consecuentes» y apoyarles en la enmienda. Aseguró que como Compromís y PSPV habían demandado más tiempo y un periodo de prueba, su formación ha incluido ambas cuestiones e incorporado una moratoria de la parte autonómica hasta el 2020.

Fotos

Vídeos