Podemos critica la inoperancia de sus socios para acabar con las diputaciones

El líder de Podemos en la Comunitat, Antonio Estañ. / EFE/m. Bruque
El líder de Podemos en la Comunitat, Antonio Estañ. / EFE/m. Bruque

El líder de la formación morada, Antonio Estañ, urge a Compromís y PSPV a que apuesten «en serio» por la ruptura de «un modelo ineficaz»

J. MOLANO

valencia. El secretario general de Podemos en la Comunitat, Antonio Estañ, continúa mostrándose exigente con las políticas que debe llevar a cabo el Consell y que están reflejadas en el Acord del Botànic. Con la gestión de ese pacto, los podemistas siempre han adoptado un papel fiscalizador. Advierten al Ejecutivo cuando no hace las cosas como habían acordado y los tirones de orejas se han ido sucediendo desde que comenzara la legislatura. El último, referido al plan para romper las diputaciones provinciales. Según el líder de la formación morada, PSPV -queno anda por la labor- y Compromís están fallando a la hora de establecer un cambio en la Administración y provocar la ruptura «con el modelo ineficaz» de las corporaciones. Estañ urge a sus socios a que «apuesten en serio» por este asunto.

Podemos aboga por fortalecer el papel de los municipios y comarcas así como la cooperación entre administraciones para mejorar la efectividad y romper con «el clientelismo, la opacidad y la ineficacia de las diputaciones». Estañ señaló mediante un comunicado que uno de los objetivos de esta legislatura «debe ser» el de revisar el papel de las instituciones provinciales, que en el territorio valenciano «han sido uno de los grandes focos de corrupción, ya que ni una sola de las tres ha estado a salvo de los escándalos». El podemista recordó que los expresidentes de las tres diputaciones, Carlos Fabra, Alfonso Rus y José Joaquín Ripoll, han estado directamente implicados en casos de corrupción. Para el filósofo, estas corporaciones «han ejercido como un instrumento para el clientelismo, por el que los recursos locales no se distribuyen según necesidades locales sino por intereses del partido».

«En el contexto actual hay que dar a los municipios una mayor autonomía financiera dotándolos de recursos adecuados y favoreciendo la cooperación entre ellos a través de la mancomunación comarcal», afirmó Estañ. De este modo, añadió, podrían abaratar el coste de los servicios ofreciéndolos conjuntamente y elaborar estrategias comunes de promoción social y económica adaptadas a la realidad de cada territorio. Finalmente, el líder podemista volvió a lanzar otra advertencia al Consell al asegurar que debe reforzar la comunicación con las problemáticas locales. «Debe desarrollar su propia agenda municipalista y no delegarla en las diputaciones, escogidas por elección indirecta, no emanan directamente de la voluntad popular», zanjó.

Mientras tanto, PSPV y Compromís se han puesto manos a la obra para cumplir el objetivo de vaciar de responsabilidades la Diputación de Valencia, que gobiernan junto a València en Comú (coalición donde se encuentra Podemos) y EU.

Socialistas y nacionalistas quieren empezar a transferir competencias y servicios de la corporación tanto a la Generalitat como a los diferentes ayuntamientos. Por ello, la Diputación encargó diferentes informes para vaciar la administración en este segundo tramo de legislatura de cara a las elecciones de 2019. Sin embargo, en este proceso ya han surgido discrepancias entre ambas formaciones, que se culpan mutuamente de no avanzar en la materia.

Fotos

Vídeos