Varapalo del Consejo de Europa a Agramunt: diez años de inhabilitación

Pedro Agramunt. /Efe
Pedro Agramunt. / Efe

La Comisión del Reglamento considera que el senador ha violado seriamente el código de conducta y ha incurrido en una infracción grave

F. R.
F. R.Valencia

El senador valenciano Pedro Agramunt no podrá tener durante los próximos 10 años cargos en la Asamblea del Consejo de Europa ni ser presidente o vicepresidente en un comité o un subcomité ni participar como observador electoral en misiones internacionales ni actuar como ponente. Tampoco podrá dirigir preguntas al Comité de Ministros, que es el órgano ejecutivo del Consejo de Europa, ni representar a la Asamblea ante terceros países. Este es el resultado del varapalo que la Comisión del Reglamento de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa dictó ayer contra el parlamentario valenciano del PP.

La citada Comisión considera que el senador Agramunt «ha violado seriamente» el código de conducta de la cámara e incurrido en infracción grave. La decisión se adoptó tras escuchar el pasado martes a Agramunt en una comparecencia que tuvo lugar en París. Junto a Agramunt compareció también el diputado en el Congreso Jordi Xuclà, del PdeCat, la antigua Convergència catalana, que queda inhabilitado en los mismos términos que el del PP pero por dos años. Esa sanción también afecta al rumano Cezar Florin y queda pendiente la que se aplicará a Samad Seyidov, de Azerbayán.

A pesar de la decisión de quedar inhabilitado hasta 2028 al senador, que en la actualidad cuenta con 66 años de edad, Agramunt prefirió ver la botella medio llena. El senador no se mostró descontento porque no se habla de corrupción, que es de lo que le acusaba el informe independiente que relataba la supuesta recepción de regalos materiales y carnales de manos de autoridades de Azerbayán para que hablase bien del país.

Agramunt indicó que los argumentos de corrupción de lo que se le acusaba «quedaron desmontados» durante su comparecencia del martes, aseguró. Por eso «no he sido privado de mis derechos políticos, como el derecho al voto, asistencia, firmar mociones y tomar la palabra», dijo. «He conseguido desmontar cualquier acusación de corrupción, aunque mi honor ha quedado dañado», confesó.

El senador se mostró satisfecho de que «ni los lobbys ni los grupos de presión, que han realizado un ataque contra mi persona precisamente por establecer un marco regulatorio de los mismos en la organización, han logrado sacar adelante mi expulsión».

Agramunt aseguró que sólo votaron 12 parlamentarios de una comisión formada por 39 diputados, de los 326 componentes de la asamblea, de los cuales seis votaron a favor de una sanción menor de representación institucional por supuesta filtración de un informe del que yo fui su autor, argumento completamente falso y nada que ver con los infundios sin pruebas de actividades corruptas».

El que fuera presidente del PP valenciano a principios finales de los años 80 y principios de los 90 destacó una «alianza extraña» entre tres socialistas, dos ucranianos del bloque de Poroshenko .

Además, el senador se reserva «cuantas acciones legales considere contra todos aquellos que se inventaran una trama para dañar a mi persona».

La Comisión del Reglamento de la Asamblea del Consejo de Europa ha trabajado con un informe en el que se señala la existencia de sospechas de que determinados miembros de la cámara se vieron involucrados en actividades corruptas - regalos y sobornos con prostitutas- por actuar en favor de Azerbayán. En el informe se sugiere a la Fiscalía española que investigue los posibles pagos que pudo haber recibido el senador del PP.

El parlamentario valenciano del PP fue elegido presidente del Parlamento del Consejo de Europa en enero de 2016 pero se vio forzado a presentar su dimisión el pasado mes de octubre tras reunirse con el presidente de Siria a espaldas de la comunidad internacional, cuando las acusaciones de favorecer a Azerbayán ya tenían una amplia circulación.

La Comisión del Reglamento ha trabajado con un informe en el que se señala la existencia de sospechas de que determinados miembros de la cámara se vieron involucrados en actividades corruptas - regalos y sobornos con prostitutas- por actuar en favor de Azerbaiyán con el fin de silenciar las críticas hacia ese país.

Por otro lado, la dirección del grupo popular en el Senado se reunirá el próximo martes con el senador Agramunt para escuchar su versión sobre la sanción que le ha impuesto el Consejo de Europa. La reunión será previa a decidir el futuro del senador valenciano en Europa.

En ese sentido, Ciudadanos espera que el PP tome medidas contra el senador Agramunt y que el PDeCAT haga lo propio contra su coordinador de diputados y senadores Jordi Xuclà. La portavoz adjunta de Cs en el Congreso Melissa Rodríguez destacó el «incalculable» daño que las conductas de ambos parlamentarios han hecho a la imagen de Esspaña.

Más información sobre Pedro Agramunt

Fotos

Vídeos