La patronal reclama a PSPV y Compromís apoyo a los PGE

Santamaría, en la reunión de ayer, entre el secretario general de AVE, Diego Lorente, y el delegado Juan Carlos Moragues. / damián torres
Santamaría, en la reunión de ayer, entre el secretario general de AVE, Diego Lorente, y el delegado Juan Carlos Moragues. / damián torres

Los empresarios piden a Santamaría mayor «sensibilidad» con la Comunitat en un clima de «lealtad exigente, ya sin tensión ni reproches»

F. RICÓS / I. HERRERO VALENCIA.

«El Gobierno, a liderar y la oposición, a apoyar los Presupuestos Generales del Estado de este año». Este es el mensaje que trasladó ayer el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro, tras la reunión que los representantes de 17 organizaciones empresariales mantuvieron con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Eso sí, ese respaldo a las cuentas generales por parte de partidos como PSPV y Compromís, indicó el presidente de la patronal autonómica, sería «a cambio de apoyo» al territorio valenciano, con mayores inversiones en infraestructuras y mejora de la financiación por parte del Ejecutivo central. Esto mismo, aseguró Navarro, es lo que el dirigente empresarial trasladará el próximo 6 de febrero a los parlamentarios del PSPV y, en una próxima reunión, también a los de Compromís.

«Lo han estado haciendo otros permanentemente, no nos tenemos que sonrojar», confesó Salvador Navarro, que vio receptiva a la vicepresidenta durante el encuentro de hora y media que los empresarios valencianos mantuvieron con ella, la presidenta regional del PP, Isabel Bonig, y el delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues.

La número dos de Rajoy promete a la CEV que intercederá para que se reúnan con Montoro

«Es importante que los partidos de la Comunitat Valenciana apoyen los Presupuestos Generales del Estado porque estarán beneficiando a la Comunitat y contribuirán a la fortaleza del territorio», insistió el dirigente empresarial.

La vicepresidenta se marchó de la reunión con cuatro folios de anotaciones sobre las reivindicaciones que le habían trasladado desde los diferentes sectores, del agrario al comercio o el metal. Según relatan a LAS PROVINCIAS participantes en ese encuentro, la conversación se desarrolló en un clima de «lealtad exigente, ya sin tensión ni reproches», y en el que los empresarios mostraron un tono más constructivo a la hora de reclamar un mayor apoyo a la Comunitat Valenciana y detectaron receptividad por parte de la representante estatal.

Santamaría dejó sensaciones positivas pero pocos compromisos de calado. Aparte de poner en valor el próximo nombramiento del valenciano Rubén Moreno como secretario de Estado, garantizó a la patronal azulejera la presencia del ministro Álvaro Nadal en la inauguración de Cevisama del lunes que viene y se comprometió con la CEV a mediar para que el titular de Hacienda también acepte reunirse con ellos para abordar la infrafinanciación.

Navarro apeló a la vicepresidenta para que determinados ministerios muestren más «sensibilidad» con los valencianos «y no me refiero al ministro de Fomento», precisó. El presidente de la CEV se refería a Cristóbal Montoro, titular de Hacienda, que no ha mantenido tradicionalmente unas buenas relaciones ni con el actual Consell ni con los últimos que presidió el PP.

El dirigente empresarial recordó que el pasado 12 de septiembre pidieron una entrevista al ministro de Hacienda y todavía no les ha contestado, uno de los argumentos que propició el cambio de criterio de la patronal para asistir a la manifestación por una financiación justa, con la consiguiente bronca con el PP, que ayer parecía totalmente olvidada.

Sáenz de Santamaría, a quien también entonces pidieron por carta un encuentro, se comprometió ayer a mediar con el titular de Hacienda para que empresarios y representantes sindicales, los que firmaron el acuerdo en favor de la mejora de la financiación, mantengan un encuentro con Montoro que podría tener lugar tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.

Los empresarios también se encargaron de poner sobre la mesa que la Comunitat Valenciana es leal con el conjunto de España, no como otras autonomías, indicaron en referencia al independentismo catalán, y que los valencianos piden «reciprocidad» a esa lealtad institucional.

El temor de que el desafío independentista eclipse las reivindicaciones valencianas fue el otro motivo con el que la patronal justificó en su día la decisión de ponerse detrás de una pancarta para exigir un trato justo al Estado. Y ayer, el conflicto catalán se coló también en la reunión con la vicepresidenta, en forma de aviso a navegantes sobre la necesidad de «aprender de los errores cometidos en Cataluña» y prestar una mayor atención a los problemas de los distintos territorios.

«Ponerse las pilas»

«Tienen que ser conscientes de que han de ponerse las pilas aquí: no pueden vivir de espaldas a la Comunitat Valenciana, sin ni siquiera escucharnos, después de haberse equivocado en Cataluña por no resolver los problemas a tiempo», recalcaba tras la reunión un dirigente empresarial, que opina que Santamaría es «consciente de que han de volcarse más con la Comunitat para recuperar el terreno perdido» por el PP. «Esa es la impresión que nos dio, ahora falta que lo cumpla», sentenció.

Salvador Navarro, por su parte, confía en que lo sucedido en Cataluña lleve al Gobierno a «darse cuenta de que no es sólo una cuestión económica» y mostrar «más sensibilidad» hacia la Comunitat. En cualquier caso, ayer no fue un día de denunciar los agravios, sino de defender su aportación al conjunto de España y pedir que se resuelvan problemas como una infrafinanciación que ahora, al menos, no se discute.

Fotos

Vídeos