El partido de Oltra se distancia del Bloc y no descarta ir con Podemos a las elecciones

Mónica Oltra, vicepresidenta del Consell.
Mónica Oltra, vicepresidenta del Consell. / Jesús Signes

El senador Carles Mulet cree que es «pronto» para posicionarse en contra del pacto y apuesta por esperar para tomar una decisión

A. CERVELLERA

Valencia. El pactar o no con candidaturas conjuntas con Podemos siempre ha sido un debate que ha tensionado Compromís. El partido más nacionalista de la coalición, el Bloc, fue el más receloso a acudir de la mano de los podemistas a las elecciones generales. Àgueda Micó, secretaria general del Bloc y coportavoz de Compromís, descartó el pasado domingo la posible alianza con Podemos en las elecciones autonómicas del próximo 2019. Una decisión que desde Iniciativa del Poble Valencià, la formación dentro de Compromís que lidera la vicepresidenta Mónica Oltra, consideran precipitada.

Carles Mulet, senador y una de las voces autorizadas del partido de Oltra, destacó ayer en declaraciones a LAS PROVINCIAS que es «muy pronto» para cerrar la puerta a esta posibilidad. Mulet aseguró que, cuando aún quedan casi dos años para las próximas elecciones autonómicas, «posicionarse en contra del pacto», como ya ha dejado claro el Bloc, es «muy arriesgado». El senador apostó por esperar y por poner en el futuro encima de la mesa «acuerdos programáticos» para ya valorar si es conveniente adaptar el pacto que tuvo lugar en los dos comicios generales a las elecciones regionales.

El partido encabezado por Oltra se distancia así, una vez más, de la posición del Bloc, que es el socio mayoritario dentro de Compromís. Micó cerró la puerta a la posibilidad de un pacto con Podemos abogando que la Comunitat necesita una opción estrictamente valenciana, algo que cree que se perdería si concurriesen de la mano de los podemistas. Un argumento que no parece ser suficientemente convincentes para Iniciativa del Poble Valencià. Hoy la ejecutiva de Compromís se reúne para abordar el inicio del curso político y este podría ser uno de los temas que estará encima de la mesa para debatir dentro de la coalición para fijar una posición.

Esta no es la primera vez que los dos principales socios dentro de Compromís se distancian a la hora de afrontar convocatorias electorales. En el debate previo a las votaciones generales de 2015, el Bloc ya maniobró para evitar un pacto con la formación que lidera Pablo Iglesias. Los nacionalistas, en lugar de proponer una consulta a todos los militantes de Compromís, realizaron una consulta a sus propias bases preguntando por una posible confluencia con partidos de ámbito estatal, que se posicionaron mayoritariamente en contra de la misma. Por su parte, el proyecto de Oltra realizó su propio referénduminterno a los inscritos, que respaldaron acudir con Podemos a las elecciones, la opción que el Bloc finalmente tuvo que asumir. Esta unión supuso grandes ventajas electorales, ya que superaron en votos al PSOE y se situaron como la segunda fuerza política en la Comunitat.

Podemos acepta negociar

La reticencia de ciertos sectores dentro de Compromís a forjar una nueva confluencia también contrasta con la actitud de Podemos, abiertos al diálogo. Antonio Estañ, secretario general de la formación morada en la Comunitat, destacó ayer que, pese a las declaraciones de Micó, su postura «no cambia». Estañ reiteró la «mano tendida» que subrayó que siempre ha tenido su partido y recalcó que tienen los «brazos abiertos» y están «dispuestos a hablar».

El líder podemista también avanzó que ya han iniciado conversaciones informales con EUPV, con quien Compromís y Podemos compartieron candidatura en las elecciones generales de junio de 2016, y que se reunirán ambos partidos la próxima semana. Un acercamiento que se inicia sin que Compromís tenga claro si quiere participar o concurrir solos a las elecciones autonómicas.

Fotos

Vídeos