JxCat y la CUP apuestan por investir ya a Puigdemont; ERC no se pronuncia

El presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent. / Efe I Atlas

La Cámara catalana pide la libertad de los presos secesionistas y reconoce el derecho de Puigdemont, Sànchez y Turull a ser elegidos presidentes de la Generalitat

CRISTIAN REINOBarcelona

Junts per Catalunya y la CUP han expresado esta mañana en sede parlamentaria su intención de investir a Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat, a pesar de que se encuentra encarcelado en una prisión alemana. El expresidente de la Generalitat, de hecho, ha reclamado esta mañana su derecho a delegar su voto, aunque la mesa no ha resuelto el asunto y por tanto en el pleno celebrado hoy no ha podido votar. «No renunciaremos a la investidura de Carles Puigdemont», ha asegurado JxCat. «Pedimos un pleno de investidura ya para investir a Puigdemont. Asumimos todas las consecuencias», ha apuntado la CUP. ERC en cambio y a pesar de que Gabriel Rufián mostró ayer su disposición a que el exalcalde de Girona sea reelegido, ha evitado verbalizar su apoyo a este iniciativa. «Este Parlamento decide quién es el presidente, no ningún tribunal», según los republicanos.

El Parlamento catalán ha celebrado esta mañana un pleno, convocado de urgencia, tras la detención de Carles Puigdemont y el procesamiento y encarcelamiento de dirigentes secesionistas. Con los votos de JxCat, ERC y la CUP, la Cámara ha aprobado una resolución según la cual el «Parlamento se compromete, mientras dure esta situación, a adoptar todas las medidas necesarias para garantizar que Carles Puigdemont, Jordi Turull y Jordi Sànchez puedan ejercer sus derechos políticos en cumplimiento del artículo 25 del pacto internacional de los derechos civiles y políticos, incluido el derecho a someterse a debate y votación plenaria su candidatura para ser investido presidente de la Generalitat». La Cámara ha aprobado además, con los votos de los tres partidos independentistas y de los comunes, una declaración que «reclama la puesta en libertad inmediata de todos los diputados y exdiputados de esta Cámara que están privados de libertad». También con el apoyo de los comunes y los independentistas el «Parlamento exige al resto de poderes e instituciones del Estado el cumplimiento efectivo de las medidas cautelares adoptadas por el comité de derechos humanos de la ONU en el procedimiento relativo a la garantías de los derechos políticos de Sànchez».

Cierran el Parc de la Ciutadella de Barcelona coincidiendo con el pleno

El Parc de la Ciutadella de Barcelona, que alberga el Palau del Parlament, se encuentra cerrado al público este miércoles por la mañana coincidiendo con el pleno de la Cámara catalana.

El cierre del recinto ya se produjo a finales de enero, cuando estaba previsto el pleno de investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat, y también el pasado jueves, durante el pleno de investidura de Jordi Turull (JxCat).

Los Mossos d'Esquadra, que regulan el acceso a diputados, trabajadores y periodistas, argumentaron en aquella occasion que la medida se tomaba «por motivos de seguridad».

En su turno de palabra, el PSC, que ha votado en contra de las resoluciones independentistas, el diputado Ferrán Pedret ha afirmado: «No consideramos que una Cámara pueda decirle al poder judicial lo que debe hacer». «Queremos que los presos estén libres», ha asegurado. Los comunes, por su parte, han instado a los independentistas a renunciar a la vía unilateral para hacer posible un gobierno transversal. «Den un paso atrás, para que entre todos demos un paso adelante. Hagamos un Govern amplio y transversal», ha señalado Xavier Domènech. «En nuevos intentos de darnos contra la pared no nos encontraremos», ha afirmado sobre la posibilidad de investir a Puigdemont.

Inés Arrimadas, que ha hablado de reconciliación y convivencia, ha considerado una «barbaridad» que digan en el Parlamento quién «tiene que salir de la cárcel». «Lo próximo será decidir quién entra en la cárcel», ha señalado.

El Parlament rechaza solicitar la dimisión de Torrent

El Parlament ha rechazado solicitar, como pedía Ciudadanos, la dimisión del presidente de la cámara, Roger Torrent, por su «falta de imparcialidad y neutralidad institucional», así como poner fin a su «estrategia de utilización partidista» de la institución según los intereses independentistas.

Ciudadanos ha presentado una propuesta de resolución en este sentido tras «constatar» que «sistemáticamente» el presidente del Parlament «ejerce sus funciones de forma arbitraria y tendenciosa en favor de los partidos independentistas».

Esta solicitud de dimisión de Torrent ha sido rechazada por Junts per Catalunya, ERC y la CUP, pero también por el PSC y Catalunya en Comú-Podem, partidos estos dos últimos que han acusado a Ciudadanos de ser «parte del problema» en lugar de plantear soluciones, contribuyendo así al actual «bloqueo» de Cataluña.

Este punto en concreto de la iniciativa de Ciudadanos es el que ha suscitado más críticas entre el resto de los grupos parlamentarios, con la excepción del PPC, que ha secundado la petición de dimisión de Torrent.

Más información

Fotos

Vídeos