Ortiz y Mata se enzarzan tras los cambios en el segundo escalón del Consell

AGENCIAS

valencia. La secretaria general del PP, Eva Ortiz, afirmó ayer que si el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, «tuviera algo de autoridad, donde debería de verdad hacer cambios es entre los consellers, y no limitarse a una remodelación del tercer escalón de la administración». Ortiz se refirió a los cambios en las direcciones generales de diferentes Consellerias, anunciados el pasado viernes en el pleno del Consell. La remodelación afectó principalmente al departamento de Sanidad. Los movimientos se han interpretado como una maniobra para restar poder a la actual consellera tras el traumático final del modelo del hospital de Alzira.

«Todas las áreas modificadas corresponden al PSPV y parece que pillaron por sorpresa a Compromís, pero no es suficiente. Si Puig quiere demostrar que es quien manda debería haber empezado por los propios miembros de su Consell». Recordó que algunos consellers «han dado razones más que suficientes para ser relevados de su puesto o para que se les revoquen algunas de sus competencias. Es su responsabilidad y no puede hacer como si no pasara nada».

No tardó el PSPV en responder a las críticas del PP. El sindic en Les Corts, Manolo Mata, lamentó que la secretaria general del PPCV «siga sin darse cuenta de que la única remodelación que necesita la Comunitat es la de su propio partido» por lo que le ha instado a que «antes que dar lecciones de gestión a los socialistas lo que debe de hacer es desprenderse de todos sus cargos corruptos e imputados por corrupción». El dirigente socialista indicó que el PP tiene a más de cien cargos imputados o condenados «por prevaricación, fraude fiscal, falsedad documental, cohecho, tráfico de influencias, blanqueo o apropiación indebida». La solución, según Mata, es una «remodelación». Pero hace falta «valentía y osadía de apartarlos, añadió.

Fotos

Vídeos