La oposición carga contra la lucha interna y las duplicidades en la Agencia de la Innovación

El responsable de la AVI, Andrés García Reche. / lp

PP reclama a García Reche que se reúna con la patronal alicantina y Cs acusa a PSPV y Compromís de «utilizar» la economía para su «guerra de poder»

B. F.

valencia. «Fruto del consenso para varias legislaturas». Así definió la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI) el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, cuando el martes pasado, hace ahora una semana, participó en Alicante en la toma de posesión del nuevo vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, su principal responsable. Lo del «consenso» es, por tanto, relativo. Se habrá alcanzado algún tipo de acuerdo entre varias partes. Sin embargo, aún es difícil encontrar cuáles son. Ni con la oposición ni con sus propios socios del Consell parecen haber fructificado los consensos. Mientras en Compromís observan con temor la puesta en marcha de la agencia, la oposición carga contra un proyecto que comienza de manera accidentada.

La AVI, dependiende de Presidencia (área controlada por el PSPV), vio aprobar su reglamento en el último pleno del Consell antes de las vacaciones tras muchas reservas por parte de Compromís, que en la Conselleria de Economía observa con preocupación la puesta en marcha de un proyecto que los nacionalistas consideran que amenaza sus competencias.

El diputado de Ciudadanos (Cs) en Les Corts Tony Woodward afirmó ayer que PSPV y Compromís «utilizan la innovación como excusa para continuar con su guerra de poder en el Consell». El diputado lamenta la duplicidad de funciones entre la AVI y el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace, vinculado a Economía), y considera que esto «responde a la obsesión de no perder cuotas de poder en el mestizaje del Pacto del Botánico».

«Es un error que la AVI dependa directamente de Presidencia y el Ivace de Economía. Los valencianos estamos pagando dos entes con las mismas competencias», afirmó el responsable de Economía de Ciudadanos, para quien «es una lástima que hayamos pasado de la época gris del PP a otra en la que todos quieren figurar. Mientras esta guerra interna se sucede, ahora agravada por el temor de Compromís a que los directivos se vayan a la AVI por sus sueldos más altos, la innovación es la gran olvidada en las políticas del Consell».

Woodward consideró que otro «ejemplo más de esta ineficacia e incompetencia del Ejecutivo valenciano es la propia duplicidad de la AVI, ya que la sede institucional estará en Alicante, pero la operativa en Valencia, sede que costará 30.000 euros». Que la AVI cuente con una sede institucional en Alicante y prepare otra en Valencia se considera un modo de rebajar la preponderancia alicantina en el proyecto. Desde el PP, el coordinador general en la provincia de Alicante, Rafael Candela, exigió ayer al presidente de la Generalitat que se reúna «con urgencia» con las organizaciones empresariales de la provincia de Alicante para «disculparse por engañarles y garantizar que la sede de la Agencia Valenciana de Innovación (AVI) estará en Alicante».

Candela entiende que Puig «debe rectificar inmediatamente y apoyar a los empresarios alicantinos después de que les haya mentido hasta en dos ocasiones».

«Los empresarios merecen explicaciones de primera mano sobre las funciones de la AVI, la ubicación de la sede y la política de innovación que quiere implantar la Generalitat», subraya Candela, quien además cargó contra García Reche por considerar que en unas recientes declaraciones criticaba a los representantes de la patronal alicantina, que recientemente se mostró muy crítica con la política de inversiones del Consell en la provincia del sur de la Comunitat.

Fotos

Vídeos