Oltra respalda a Falciani mientras evita defender a Morera

Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat. /  EFE/ Juan Carlos Cárdenas
Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat. / EFE/ Juan Carlos Cárdenas

La vicepresidenta asegura que el Consell no pone la mano en el fuego «por nadie» por la financiación del Bloc y los socialistas

ARTURO CERVELLERA VALENCIA.

Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat, se enfrentó ayer a la primera rueda de prensa de un pleno del Consell desde que salió a la luz la información de que varios juzgados investigan la financiación del PSPV y el Bloc (el partido mayoritario de Compromís) en la campaña de 2007. La comparecencia fue más dura de lo habitual para la líder de la coalición ya que se vio obligada a responder las preguntas sobre esta posible financiación irregular que salpica directamente a Enric Morera, actual presidente de Les Corts y en 2007 secretario general del Bloc, al que evitó apoyar. Un distanciamiento de su socio electoral que contrastó con la defensa que hizo de Hervé Falciani, el experto informático que destapó una lista de evasores fiscales, al que sí respaldó tras su detención.

La vicepresidenta quiso alejar en todo momento al Ejecutivo surgido del Pacto del Botánico de la investigación judicial que está en curso. En esta línea, aseguró que el Ejecutivo valenciano «no pone la mano en el fuego por nadie ni la quita». Preguntada más tarde (ya no como portavoz del Consell sino como líder de Compromís) por si pondría la mano en el fuego por Morera, indicó que estos «no son los términos por los que hay que resolver una cuestión como esta» ya que consideró que esta frase hecha tan solo hace referencia al ámbito personal mientras que tiene mucha más importancia lo público. Para Oltra, cuando está encima de la mesa «un cuestionamiento de honestidad» no es la confianza «lo que tiene que mover el relato» sino las explicaciones de las personas afectadas. La vicepresidenta sí destacó que el Bloc ha avanzado que están recopilando toda la información necesaria para responder a las acusaciones.

Ni como portavoz del Consell ni como representante de la coalición Oltra hizo una defensa clara de la persona con la que creó Compromís tal y como hoy se conoce. Algo ya llamativo de por si pero que es de gran calado por el contraste, en este caso con su opinión respecto a Falciani. La portavoz del Ejecutivo valenciano sí que fue clara respecto a este tema. Oltra subrayó que le «resulta curioso que la persona que ha destapado a aquellos que defraudan el dinero a Hacienda sea perseguida». Por ello, lamentó que este sea «el mundo al revés», donde un hombre que hizo pública una lista que recordó que a España y al ministro Cristóbal Montoro le han permitido recuperar un montón de dinero para todos los españoles haya sido detenido por las autoridades.

Oltra considera que es necesario que se den explicaciones para aclarar las cuentas de los partidos La líder de Compromís no cree que esté en juego la estabilidad del Pacto del Botánico

La vicepresidenta explicó que gracias a Falciani los españoles «hemos recuperado más de 300 millones de euros que algunos habían escamoteado en cuentas en Suiza», una cantidad mayor a la firmada para el pacto contra la violencia de género para toda España. A su juicio, no se entiende cuál es el cambio de criterio para pedir su prisión, cuando ya fue detenido en 2013 por los mismos hechos y la Fiscalía pidió su libertad. «Lo tendrá que explicar la Fiscalía general del Estado, o el Gobierno que da instrucciones a la Fiscalía general», añadió.

Falciani colaboró con el Consell en materia de transparencia, sobre todo en desarrollar aplicaciones informáticas de prevención como el SATAN, y en otras medidas para combatir y prevenir la corrupción. Un trabajo por el que, como señaló ayer Oltra, no recibió ninguna remuneración. Además, el Consell también contó con Falciani para participar en algunos foros puntuales sobre transparencia.

Desde que estalló el caso que afecta directamente a las dos formaciones que forman parte del Ejecutivo se ha venido especulando sobre si esta posible financiación irregular podría afectar la estabilidad del mismo, una opción que Oltra se encargó en desmentir. La vicepresidenta remarcó que ninguna investigación va a afectar al Gobierno porque éste lo tiene claro y es «contundencia absoluta» contra la corrupción «por encima de las siglas y cualquier otra consideración». La portavoz negó que la investigación abierta pueda afectar a la estabilidad del gobierno autonómico y reiteró que el Pacto del Botánico que sustenta al Consell y que está firmado entre PSPV, Compromís y Podemos, está «a prueba de bombas».

Oltra dejó claro que el Ejecutivo no quiere abandonar la que ha sido desde el primer momento su principal activo, la transparencia y la lucha contra las prácticas irregulares que protagonizó la etapa política anterior, y remarcó que el compromiso con la «el buen gobierno y la erradicación de la corrupción» porque ese es «su compromiso». Por tanto, incidió en que «ninguna investigación va a desestabilizar el gobierno» que tiene «claro» su «contundencia absoluta» contra la corrupción «por encima de las siglas y cualquier otra consideraciones». Para Oltra «la corrupción es un cáncer de la vida pública y quiebra la credibilidad y la confianza de los ciudadanos en sus instituciones», señaló y apostilló que el Consell va a seguir siendo «ejemplo de transparencia» en todos los casos y «por encima de cualquier consideración».

Sin embargo, sí que admitió que al Ejecutivo que lidera Ximo Puig «siempre le va a preocupar cualquier noticia relacionada con una investigación policial y judicial que tenga que ver con presuntos casos de corrupción» porque cuando ésta se instala en las instituciones como «pasó con el PP» lo que hace es «quebrar la confianza de la gente en la política». «Nos preocupa y nos ocupa y por eso nos ocupamos de establecer un cuerpo normativo que dificulte que la corrupción se instale en las instituciones y es la labor que va a dejar este gobierno. Vamos a seguir siendo igual de contundentes y exigentes», sentenció.

«Máster en corrupción»

Durante la sesión de control al Consell que tuvo lugar el pasado jueves en Les Corts se vivió una escena poco común. El PP, que ha sido objeto de ataque durante la última década por los diferentes casos de corrupción que asolan el partido, cambió de papel y arremetió contra el PSPV y Compromís por las presuntas irregularidades en sus cuentas. Preguntada por esta cuestión e insistida por el hecho de que sean los populares los que quieran marcar los tiempos del proceso sobre este tema, consideró «curioso» que sea el PP que «tiene un máster en corrupción presencial y no se saltó ni una sola clase» y aseguró que se trata de una «estrategia» de los populares para que cuando se hable de corrupción todo esté «oscuro» y poder trasmitir la idea de que todas las formaciones políticas valencianas están inmersas en corruptelas similares.

La vicepresidenta lamentó que la táctica del PP de aplicar «tinta de calamar» y de hacer ver «que todo está enmarañado, y tapar de paso sus miserias», cuando tienen a «gente desfilando hacia la prisión». Oltra defendió que la política es una herramienta «noble» para gestionar el dinero público con el fin de mejorar la vida de la gente, «no para enriquecerse de manera no legítima o para perpetuarse en el poder a través de la financiación ilegal de los partidos». Para la vicepresidenta de la Generalitat ahora es fundamental que tanto el Bloc como el PSPV den las explicaciones correspondientes para marcar distancias con los gobiernos populares anteriores y que no pueda ser malinterpretadas informaciones que afectan directamente a los partidos que forman el Consell.

Más

Fotos

Vídeos