Oltra pide ahora la renuncia al referéndum tras apoyar a los independentistas

La vicepresidenta Mónica Oltra, ayer, durante su comparecencia tras el pleno del Consell. / efe

Los nacionalistas de 'Bloc i Pais' exigen que la vicepresidenta rectifique y el PP le reprocha su «doble juego» para «mantenerse en el sillón»

B. F.VALENCIA.

Dos días después de sus declaraciones como líder de Compromís en las que criticaba por «anticonstitucionales» las detenciones de los miembros del Govern catalán investigados por organizar el referéndum del 1 de octubre, Mónica Oltra, como portavoz del Consell, reclamó ayer que el Ejecutivo de Puigdemont renuncie a continuar promoviendo la votación en esa fecha. A la pregunta de los periodistas, tras el pleno del Consell, de si desde el Ejecutivo considera que es mejor que el Govern renuncie y el Ejecutivo central se plantee iniciar una negociación, Oltra subrayó que «sí, debería renunciar a celebrar el referéndum el 1 de octubre».

Más información

El pronunciamiento de la vicepresidenta sorprendió a una parte de los miembros de la coalición nacionalista, donde el debate interno ha generado notables tensiones los últimos días. Al finalizar su comparecencia, Oltra era consciente de que iba a recibir críticas desde todos los lados. Y así fue.

Desde hace semanas, entre los cargos electos de Compromís se reclama una toma de postura. Oltra se ha resistido. Ayer continuó haciéndolo cuando en reiteradas ocasiones se le pidió una valoración ante la presencia de varios altos cargos del Consell (secretarios autonómicos y jefes de gabinete, entre otros) en las manifestaciones celebradas el miércoles ante las sedes del Gobierno central en la Comunitat, incluida una movilización en Valencia donde con se oyeron numerosas voces animando a que continúe el proceso independentista en Cataluña. La portavoz del Consell también evitó ayer valorar un mensaje en las redes sociales del presidente de Les Corts, Enric Morera, que el pasado miércoles afirmó que «la acción represiva y autoritaria del Gobierno» hará que «los demócratas catalanes y del Estado den un apoyo masivo al referéndum».

Según Oltra, Gobierno central y Ejecutivo catalán deben «dar pasos hacia atrás y sentarse en la mesa» pero «sin apriorismos», lo que implica que el Govern renuncie celebrar un referéndum el 1 de octubre a cambio de que Moncloa acepte iniciar una negociación amplia. Sin embargo, avisó, que el Consell no admitirá un acuerdo basado en contrapartidas económicas «mientras los valencianos pasamos la mano por la pared» en materia de financiación, de tal modo que la cuestión catalana se resuelva «a costa» de la Comunitat.

La corriente 'Bloc i País', el sector nacionalista del Bloc más crítica con la dirección de Compromís se desmarcó de las declaraciones de Oltra y le insta a rectificar y a «volver a representar el consenso en Compromís, que es el derecho a la autodeterminación. Oltra es actualmente nuestra candidata a la Presidencia de la Generalitat y una de las cuatro coportavoces de nuestra coalición y todos nos debemos sentir cómodos con sus posicionamientos, sobre todo cuando tratan de temas tan fundamentales para Compromís». La portavoz del Bloc, Àgueda Micó, reclamó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que «permita un referéndum alternativo pactado con todas las garantías», en una fecha distinta al 1 de octubre, lo que desde Compromís se interpreta como el desarrollo de la idea manifestada horas antes por Oltra.

El senador y portavoz del Grupo Territorial de senadores del PP por la Comunitat, Antonio Clemente, instó ayer a Oltra a «poner orden en su formación» porque «las incoherencias de sus miembros y el doble juego» evidencian que lo único que le interesa es «mantenerse en el sillón». Clemente realizó tales declaraciones después de que el senador de Compromís Carles Mulet anunciase una moción para que el Gobierno «pida perdón» por la actuación para desactivar la celebración del referéndum.

Más

Fotos

Vídeos