Oltra justifica el alquiler de 10.000 euros de Antifraude al «ser precio de mercado»

Oltra, ayer, durante la rueda de prensa en la que informó de los últimos acuerdos del Consell. / EFE/ Juan Carlos Cárdenas
Oltra, ayer, durante la rueda de prensa en la que informó de los últimos acuerdos del Consell. / EFE/ Juan Carlos Cárdenas

La vicepresidenta evita criticar el organismo ideado por Podemos y el hecho de que gasten dinero en una sede tras descartar inmuebles de la administración

A. G. R. VALENCIA.

La Agencia Antifraude es un organismo que desde el mismo día de su creación estuvo envuelto en la polémica. La entidad parte del empeño de Podemos por luchar contra la corrupción en la Administración valenciana. Pero ni desde el PSPV ni desde Compromís han dado un respaldo claro y sin fisuras a la iniciativa. La Agencia, cuyas competencias se solapan en parte con la Conselleria de Transparencia, es un organismo autónomo pero depende de Les Corts. Ninguna administración, ni la Generalitat ni el Parlamento, ofrecieron un espacio con las condiciones que requería, en teoría, el director de la agencia, Joan Llinares. Así que la solución fue buscar un alquiler para las dependencias. Al final, se encontró uno en pleno centro de Valencia, justo al lado de Les Corts, por 10.000 euros mensuales. Al síndic del PSPV, Manolo Mata, por ejemplo, este gasto le pareció una «barbaridad» y cuestionó incluso la necesidad de unas dependencias de ese tamaño.

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, quiso guardar ayer cierta distancia con la Agencia Antifraude. No criticó el gasto de dinero en el alquiler y lo justificó al ser el precio de mercado de un inmueble de esas características. Tampoco quiso abordar por qué ninguna administración había ofrecido un lugar con las condiciones que pedía Llinares o por qué este había optado finalmente por constituirse como inquilino. Así apeló a la «higiene política» porque el ejecutivo valencianos debe ser «muy cauto» a la hora de pronunciarse. «Si los inmuebles que le haya podido ofrecer la Generalitat no han encajado en sus necesidades y la agencia ha determinado alquilar un edificio que considera que es el que necesita, tampoco tengo mucho más que decir», puntualizó.

Oltra también abordó ayer otra de las demandas de Podemos, que se rescinda cualquier relación de la Administración con las empresas que han reconocido haber financiado las campañas del PP o que se les impida presentarse a concursos. Ni mucho menos aceptó la propuesta, entre otras cuestiones porque no encuentra encaje legal posible. No obstante, aseguró que mirarán «con lupa» estas firmas y esperarán a las limitaciones que puede dictar la sentencia del caso Gürtel. El Gobierno valenciano, según Oltra, está «abierto a cualquier petición» de los grupos parlamentarios, pero es necesario «dejar trabajar a la justicia con tranquilidad» y esperar el resultado del procedimiento para «analizar los términos de la sentencia y las limitaciones que pone a estas personas y las empresas que representan».

La responsable alerta de que las empresas que financiaron al PP se «mirarán con lupa»

No obstante, lamentó que esas empresas fueran «un instrumento dentro de una trama corrupta y si la sentencia es condenatoria, como es de prever cuando hay confesión, tendrán que estar miradas con lupa». La dirigente de Compromís quiso subrayar que en la actualidad ya no se contrata como en la época del PP y existe mucha más vigilancia en todos los procesos que sigue la administración. «No hay una gestión política de la contratación, hay una gestión técnica como se tenía que haber hecho siempre». Siempre prima el criterio del técnico en este tipo de procesos.

Fotos

Vídeos