Oltra condena su escrache pero no lo hace con el de Albiol

Oltra condena su escrache pero no lo hace con el de Albiol

La vicepresidenta carga contra la número dos del PPCV por «comparar la camiseta que me puse de Camps con los fascistas que se plantaron en mi casa»

JOAN MOLANO

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, evitó condenar el escrache sufrido este jueves por el líder del Partido Popular en Cataluña, Xavier García Albiol, durante la inauguración de la sede de la formación en el municipio de Sant Cugat del Vallès. La dirigente de Compromís reprobó enérgicamente la amenaza que tuvo lugar en la puerta de su casa pero obvió responder a la pregunta de si se mostraba en contra de los ataques contra el dirigente popular. Se limitó a explicar, cuestionada por si se arrepentía de no haberse posicionado del lado de los dirigentes víctimas de escraches tiempo atrás, que siempre se ha “solidarizado con políticos que entiendo que han sufrido un trato que no se ajusta a lo que son los derechos constitucionales”. Puso como ejemplo su repulsa al mensaje "machista" y “sexista” que fue dirigido en Twitter a la portavoz de Ciudadanos Inés Arrimadas en el que otra usuaria deseaba que la violasen.

Más información

García Albiol denunció lo ocurrido en las redes sociales, donde cargó contra el "centenar de energúmenos independentistas" que esperaban su salida del local en el municipio catalán y que le increparon mientras se marchaba del lugar, entre una amplia presencia policial. El dirigente colgó un vídeo en el que se observa a él y a otros políticos abandonando la sede de San Cugat del Vallès entre abucheos, silbidos, caceroladas e insultos como "hijo de puta", "fascista", "terrorista" o "subnormal", por parte de un grupo de personas que le esperaban al otro lado de la calle, a varios metros, separados por un dispositivo de agentes de Mossos d'Esquadra.

Por otra parte, Oltra también fue preguntada por este periódico por las declaraciones de la secretaria general del PPCV, Eva Ortiz. La número dos de los populares condenó esta mañana en Vila-real el escrache a la vicepresidenta en su domicilio por varias personas, entre las que se encontraba el cabecilla de España 2000, José Luis Roberto. Sin embargo, reclamó aplicar la "misma rotundidad" a "otros ataques" y recordó -en alusión a la dirigente de Compromís- que "ha habido personas que han llevado al hemiciclo de Les Corts camisetas con la cara de un dirigente del PP –el expresidente de la Generalitat Francisco Camps- y el lema 'Se busca'”. Las palabras de Ortiz enojaron a Oltra. "Yo me puse una camiseta que decía 'Wanted, only alive' ('se busca, solo vivo') y eso no era casualidad, por si alguno podía inferir que había una sutil amenaza detrás", dijo y añadió que aquel gesto respondía al hecho de que "se eludía el control parlamentario" por parte de Camps, "en una espiral de eludir controles que nos han llevado en esta comunidad a tener los gobiernos más corruptos probablemente de la Europa occidental".

La también consellera de políticas inclusivas no cerró el tema ahí, incidió en que era diputada, la llevaba en sede parlamentaria y con la cara descubierta: "Ante todo el mundo, porque sistemáticamente nos tapaban la boca". Por ello, criticó que Ortiz equipare eso a lo ocurrido frente a su casa por parte de "señores fascistas, personajes de la oscuridad" y le urgió a revisar "urgentemente su cultura democrática", porque "es indignante que una dirigente de un alto nivel compare la camiseta que me puse de Camps con los fascistas que con la cara tapada, encapuchados, con una máscara del protagonista de una película –Scream- que es un asesino en serie y un psicópata se plantaron en mi casa". "Si eso lo dice en serio, igual ya no hace falta España 2000 porque ya tenemos a la señora Ortiz, debería retractarse", concluyó.

Los populares piden que se condene «todo tipo de violencia»

Eva Ortiz, afirmó en Vila-real ante los medios de comunicación que "hay que condenar todo tipo de violencia venga de donde venga: de la extrema derecha, de la extrema izquierda o de un solo individuo", además de "ayudar a que no se produzca". "El escrache en casa de Oltra es condenable y desagradable, y lo hemos denunciado desde el minuto uno, pero también condeno con la misma rotundidad el que se produjo anoche contra Xavier García Albiol, que tuvo que salir escoltado por los Mossos", reivindicó, y recalcó tener desconocimiento de condenas a este acto por parte de "otros partidos políticos".

La secretaria general del PPCV también expresó la condena de su partido a "los ataques que se han hecho anteriormente contra dirigentes del PP". Como ejemplo, indicó "cuando ha habido personas que han llevado al hemiciclo de las Corts camisetas con la cara de un dirigente del PP y el lema 'Se busca'". "Ese tipo de acciones y forma de actuar", a su juicio, "hay que apartarlas del día a día de los políticos y representantes de los ciudadanos". "Pero, sobre todo", advirtió que los populares en la Comunitat echan en falta "las condenas a los escraches sufridos por los hijos y familiares de los guardias civiles y policías estos días en Cataluña". "No me parece de recibo que dirigentes de partidos en la Comunitat Valenciana no hayan salido en tromba a denunciarlos", afirmó.

Fotos

Vídeos