La número dos de Hacienda acusa al Gobierno de usar el chantaje para negociar los PGE

EP VALENCIA.

La secretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, señaló ayer que Compromís considera que la «estrategia» del Gobierno central para aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 «vuelve a demostrar que su forma de hacer política es desleal», ya que «utiliza el chantaje como forma de negociación política».

La coalición denunció en un comunicado lo que calificó como «nuevo chantaje del PP a las comunidades autónomas para forzar la aprobación de los PGE». «Si no se prorroga el Impuesto de Patrimonio, la Comunitat perderá más de 100 millones», alertó la número dos de Hacienda.

«A la congelación de los fondos de financiación autonómica por la falta de acuerdo para aprobar los presupuestos, el Gobierno suma ahora la no prórroga del Impuesto de Patrimonio que supone unos 1.000 millones de recaudación destinados en las arcas autonómicas», criticó.

En el caso valenciano, «si el Ministerio mantiene su amenaza», advirtió que el recorte en las entregas a cuenta de los recursos del sistema de financiación supone una disminución de 353 millones respecto a unas previsiones del Estado con las que la Generalitat ya ha confeccionado los presupuestos del Consell.

Fotos

Vídeos