La nueva RTVV está registrada en la Oficina de Marcas como «A A Punt»

Documentos de la Oficina Española de Patentes y Marcas. / lp
Documentos de la Oficina Española de Patentes y Marcas. / lp

La Corporación de Medios tardó seis meses en inscribir el nombre y se encontró con que A Punt y A Punt TV ya existían desde hace años

Francisco Ricós
FRANCISCO RICÓSValencia

Hace 10 meses que el Consejo Rector de la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC) anunció que la nueva RTVV, la sucesora de Canal 9, ya tenía nombre. La habían bautizado como À Punt, tras un concurso de ideas que había ganado la empresa publicitaria del conocido presentador Risto Mejide. Pues resulta que no. A la hora de inscribirlo en la Oficina Española de Patentes y Marcas esta denominación, esta marca, ya existía y no se podía inscribir. Tuvieron que optar por otra opción y quedó registrada como «A A Punt». Y así consta en esa oficina del Gobierno.

La presentación del nombre de la nueva RTVV tuvo lugar el 8 de marzo del año pasado. Eso de À Punt no gustó ni poco ni mucho. Tan es así que el presidente Ximo Puig aceptaba que se hubiera abierto un debate sobre el nombre y la vicepresidenta Mónica Oltra bromeaba con que el nombre del segundo canal de la futura tele sería «apuntet». Pero que no agradara no fue óbice para su continuidad. Aunque tardó en inscribirse seis meses.

El mismo día que se acudió a la Oficina Española de Patentes y Marcas a formalizar el nombre, el 12 de septiembre pasado, se presentó en el Jardín Botánico el logotipo de la empresa, una «a» minúscula en blanco, con acento abierto, en el centro de un círculo negro. Se inscribió como «A A Punt» con la «marca nacional M3682113(6)». La versión visual la forman también dos aes, la primera, la del logotipo, y la segunda, una a mayúscula con acento abierto, y «Punt».

La firma A Punt se dedica a las bebidas alcohólicas y A Punt TV, a producir programas de radio y tele

El solicitante es la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació, cuya dirección es Polígono Accés Ademús sin número, Burjassot, según consta en la página de la Oficina Española de Patentes y Marcas.

En esta entidad la CVMC se había encontrado con que A Punt ya estaba como marca y A Punt TV, también. El nombre de A Punt, según consta en la citada oficina, es una marca registrada desde el 20 de julio de 2006 por una empresa, Isla Catavinos S. L., con domicilio social en Palma de Mallorca, dedicada al comercio de las bebidas alcohólicas. Cuando el 8 de marzo del año pasado el consejo rector de la CVMC anunció que optaba por ese nombre, la marca hacía nueve años que estaba registrada y en uso y hacía solamente nueve mes que se había renovado. La otra opción, A Punt TV, pertenece a una empresa de Mojácar, en Almería, y la tiene registrada un particular. Está dedicada exclusivamente a la producción de programas de radio y televisión. El nombre se inscribió el 22 de junio de 2010.

«No entendemos como todos los partidos con representación en el CVMC pueden hacer las cosas de manera tan chapucera. Seguiremos vigilantes para garantizar la buena gestión, la legalidad, que el dinero sea fundamentalmente para cubrir las necesidades de todas las personas y haciendo una oposición responsable, hoy inexistente», dijo Vicent Bellvís, secretario general de Avant-Verdes, el primero en alertar de esta anomalía.

El CVMC registró A A Punt para utilizar la marca en exclusiva en 45 apartados distintos y prohibe a otras empresas usar esa marca en servicios y productos, entre otros muchos en la producción de programas de televisión y radio, programas televisados, servicios de doblaje, servicios de telecomunicaciones, servicios de acceso a una red informática mundial, agencias de información, agencias de prensa, difusión de programas, en especial por radio o televisión, alquiler de aparatos de telecomunicación y mensajería electrónica, entre otros.

También se prohibe utilizar ese nombre en productos químicos para la industria o la agricultura, pegamentos, resinas, pintura y decoración, jabones y perfumería, productos sanitarios, veterinarios, alimentos para bebés, complementos alimenticios, fungicidas, materiales de construcción, metales y aleaciones, maquinillas de afeitar, aparatos e instrumentos quirúrgicos, de iluminación, de cocción o de refrigeración.

La marca está registrada también para los aparatos de locomoción terrestre, acuática y aérea, alcanza a armas de fuego, municiones y proyectiles, explosivos y fuegos artificiales, joyería, productos de imprenta, artículos de oficina, caucho, cuero, bolsas de transporte, paraguas, muebles, utensilios y recipientes de uso doméstico, loza, peines, cuerdas, tiendas de campaña, toldos, velas de navegación, cabello postizo, alfombras y felpudos.

Tampoco se puede utilizar para dar nombre a carne, pescado, frutas, verduras, hortalizas y legumbres en conserva, congeladas, secas y cocidas, compotas, huevos, leche, café, cacao, arroz, salsas, plantas y flores naturales y un sinfín de actividades.

Fotos

Vídeos