La nueva causa contra Camps investiga si el circuito de F1 se hizo a la carta

El expresidente de la Generalitat, Francisco Camps. / IRENE MARSILLA
El expresidente de la Generalitat, Francisco Camps. / IRENE MARSILLA

La instrucción analiza si se incurrió en un delito de falsedad documental por la presunta alteración de informes públicos

EP VALENCIA.

La nueva causa judicial abierta contra el expresidente de la Generalitat Francisco Camps investiga, entre otros asuntos, si el diseño y la construcción del circuito de la Fórmula 1 para las carreras celebradas en la trama urbana de la ciudad de Valencia se hizo a la carta y si, además, se alteraron fechas en diferentes documentos.

Este procedimiento judicial salió a la luz pública la pasada semana, cuando trascendió que el expresidente Camps estaba citado a declarar en calidad de investigado en el Juzgado de Instrucción número 17 de Valencia.

Junto al exjefe del Consell también tuvieron que acudir a la Ciudad de la Justicia en la misma condición de investigados el exconseller de Infraestructuras Mario Flores y el ex secretario autonómico de esta misma conselleria y su número dos cuando Flores la dirigía, Victoriano Sánchez Barcaiztegui, además de otros ingenieros y administradores de sociedades.

La causa, que permanece bajo de secreto de sumario y está abierta por los delitos de prevaricación, malversación y falsedad documental, trata de averiguar si se cometieron irregularidades en la construcción del circuito de la F1 en València y están bajo sospecha la entonces empresa pública autonómica denominada Ente Gestor de la Red de Transportes y Puertos de la Generalitat (GTP); además de varias firmas de ingeniería encargadas de realizar el diseño de los trazados en las calles de la ciudad de Valencia.

En concreto, se sospecha que la adjudicación a empresas de la construcción del circuito pudo hacerse a la carta, seleccionándolas sin someterse a toda la legalidad exigida. También se habrían detectado alteraciones de fechas en varios documentos intervenidos. El montante del proyecto de construcción ascendió a los 90 millones de euros aproximadamente.

Dentro de este procedimiento, que lo lleva Fiscalía Anticorrupción, se practicó un registro en la vivienda del conseller Mario Flores y agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil se llevaron el pasado mes de mayo diferente documentación de la actual Conselleria de Vivienda relacionada con expedientes adjudicados por el anterior gobierno del PP para la contratación de las obras de acondicionamiento para el Gran Premio de Fórmula 1.

En concreto, la documentación requerida en ese momento por los agentes de la Guardia Civil al Consell hacía referencia a los expedientes adjudicados por GTP (empresa pública absorbida durante el año 2013 por la actual EIGE) para la contratación de la asistencia técnica y del apoyo a la dirección de obra relativas a las obras ejecutadas para la conexión de la Alameda-Avenida de Francia-Puerto y Acondicionamiento de la Marina Real, dentro de los trabajos para la realización de la competición automovilística. En esa actuación policial también se reclamó información sobre un viaje que realizaron a Dubai y Bahrein el exconseller Mario Flores y el que en ese momento era secretario autonómico de ese departamento, Sánchez Barcaiztegui.

Sobre esta nueva investigación, Camps afirmó en declaraciones a los medios de comunicación tras comparecer en el juzgado que tenía «tranquilidad absoluta» y, además, «conciencia de haber hecho algo extraordinario para València».

«Valencia tiene millones de turistas que no habrían venido sin algunos eventos, porque en ese momento la ciudad no era tan conocida y eso es riqueza para la Comunitat y para la ciudad; quienes hoy están gobernando deben ser conscientes, al menos, aunque no pueden decirlo con la boca grande, que por tantas de aquellas cosas que se pusieron en marcha y que criticaron tanto Valencia es un referente turístico de primer nive», señaló Camps.

Se trata de un nuevo frente judicial abierto al expresidente, que también está siendo investigado en el juzgado que instruye una causa presuntas irregularidades en la organización del Gran Premio de F1. Todavía no ha podido declarar por este asunto puesto que su testimonio se suspendió 'sine die' en enero por problemas en la notificación.

Fotos

Vídeos