Morera ubicará a los tránsfugas junto al resto del grupo parlamentario de Cs

La Mesa de Les Corts actuará de oficio si la Junta de Síndics no decide antes del día 28 un espacio de trabajo para los ex de la formación naranja

J. MOLANO

valencia. La Mesa de Les Corts apelará «al sentido común» a la hora de darle un espacio de trabajo a los cuatro diputados tránsfugas de Ciudadanos, Alexis Marí, Domingo Rojo, David de Miguel y Alberto García; a la exdiputada de Podemos Covadonga Peremarch y al exparlamentario del PP Miquel Domínguez. Todos pertenecen al grupo de no adscritos.

En el caso de que la Junta de Síndics -se reúne el próximo martes- no propusiera antes del día 28 una ubicación permanente para todos ellos, será el órgano de la Cámara quien entre de oficio y decida una, según recoge el Reglamento.

Desde el gabinete de presidencia de Les Corts, como confirmaron a este periódico, consideran que la opción más lógica es que los diputados no adscritos se ubiquen en el edificio donde se encuentran todos los grupos parlamentarios porque, tal como acordó la Mesa el pasado martes en su reunión en Oliva, «sólo de esta manera podrán ser atendidas sus necesidades, garantizándose también durante los periodos de vacaciones parlamentarias la seguridad en el conjunto» de la Cámara.

Si los síndics no se ponen de acuerdo para decidir algo distinto, la reorganización pasará porque los cuatro tránsfugas de Cs compartan la tercera planta del edificio con el resto del que fuera su grupo parlamentario. Lo haría en una estancia que ocupan actualmente asesores y técnicos de la formación naranja, que deberían ser recolocados «sin mayor problema» ya que coinciden en número con los diputados salientes. Esta situación no sería, en un principio, del agrado del partido, cuya relación con los díscolos es tirante. El grupo ya propuso ubicarles en una sala lejos del espacio que ocupa el grupo para trabajar, pero que fue descartada al no reunir las condiciones adecuadas.

La idea de la Mesa es que, como dicta la normativa del Parlamento valenciano, los grupos que han perdido diputados sean quienes se encarguen de buscarles un lugar para que puedan desarrollar su labor en Les Corts. Algo que desde el PP no ven con malos ojos, ya que la relación que guarda el grupo popular con Miquel Domínguez es cordial.

El exdiputado del PP pasó a no adscritos al estar investigado por un presunto delito de blanqueo en el caso Imelsa. Una causa que está sebreseída provisionalmente al no haber suficientes pruebas.

Podemos también deberá buscarle un sitio a Covadonga Peremarch en la planta tercera que comparte con Cs, quien no guarda buena sintonía con la anterior directiva del partido morado en la Comunitat encabezada por Antonio Montiel. Tras comprobarse que Peremarch fue una de la decena de personas que impulsaron un «pucherazo» en las primarias internas de la formación morada en la ciudad de Alicante, esta se negó a entregar su acta pese a que Montiel se la reclamó en reiteradas ocasiones.

En estos momentos, todos los no adscritos han pasado, por decisión de la Mesa, a trabajar de manera temporal en el despacho que tenía asignado Enrique Soriano, presidente del Consejo Rector de la nueva RTVV, cuando era letrado de Les Corts.

Fotos

Vídeos