Miles de personas se manifiestan por una mejora en la financiación

Rubén Alfaro, Enric Morera, Ximo Puig, Mónica Oltra, César Jiménez, Fran Ferri y Toni Gisbert . / J. Signes
Rubén Alfaro, Enric Morera, Ximo Puig, Mónica Oltra, César Jiménez, Fran Ferri y Toni Gisbert . / J. Signes

La reclamación por un mejor tratamiento presupuestario se acompañó de reproches a la ausencia del PP desde los otros partidos

Á. MOHORTE / J. MOLANO VALENCIA.

Tras la pancarta 'El poble valencià exigeix finançament just', recorrieron ayer las calles de Valencia en una manifestación con fuerte carga política 17.000 personas, según la Delegación del Gobierno, y 60.000, en opinión de los organizadores, mientras que la manifestación valencianista de la pasada semana contó con 15.000 personas, según la policía, y 50.000, según los organizadores.

La de ayer fue convocada por los sindicatos UGT-PV y CC OO-PV, junto a la patronal CEV, y contó con la participación de más de 300 entidades. Aunque los agentes sociales insistieron desde un principio en su voluntad de quitarle cualquier sesgo que la vinculara con el desafío soberanista catalán o a intereses partidistas, lo cierto es que la presencia de cuatribarradas o esteladas fue marginal, pero PSPV, Compromís, Podemos y Ciudadanos aprovecharon la ocasión para hacerse ver y oír.

Al inicio de la marcha los secretarios generales de CC OO-PV y UGT-PV, Arturo León e Ismael Sáez, y el presidente patronal, Salvador Navarro, llamaron a la unidad de «todos los partidos» por el cambio del modelo de financiación. Sin embargo, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, deslizó ante la ausencia del PP que «quien no esté deberá dar explicaciones del porqué no está a favor de los intereses de los valencianos». Aunque acto seguido añadió que «no hay que hacer hincapié en las ausencias sino en quienes están». Ya en relación con la manifestación, dijo que, en un momento en el que se habla del artículo 155 de la Constitución (tras su aplicación en Cataluña), «que se aplique el artículo 156», que es el que recoge el derecho a la suficiencia financiera de todos los territorios de España.

La Banda Municipal fue convocada de urgencia para tocar el himno, que finalmente sonó grabado

La vicepresidenta, Mónica Oltra, calificó el cita como una «gran movilización» que contaba con militantes de base del PP, aunque no estuvieran sus dirigentes. Por su parte, el presidente de Les Corts, Enric Morera, aseguró que era un aviso al Gobierno central de que si no se hacen las cosas bien y se trabaja en favor de la igualdad financiera, «España no tiene futuro».

Los tres responsables institucionales lucían una pegatina con la senyera, aunque había sido el presidente de la CEV quien se la había dado antes de iniciar la marcha. De hecho, éste era el emblema que los empresarios habían decidido lucir para identificarse, aunque terminó por llevarla casi toda la cabecera.

Entre los portavoces de los partidos destacaron la ausencia del PP las de Compromís y Ciudadanos, Àgueda Micó y Mari Carmen Sánchez, a diferencia de PSPV y Podemos, con Jorge Rodríguez y Antonio Estañ, que se centraron más en la exigencia de un mejor reparto de fondos estatales en su alocuciones.

Aunque inicialmente se dijo que no se iban a mostrar emblemas de las organizaciones convocantes, UGT respetó el acuerdo, pero no CC OO, que repartió banderas entre sus seguidores. Lo mismo hicieron Compromís y el PSPV, que repartió también senyeras. Lo mismo ocurrió con las pancartas. Si bien las oficiales no contaban con los nombres de las organizaciones convocantes, sí que UGT Y CC OO, llevaron una con sus logos y la reclamación de una financiación justa. Las decenas de colectivos que se sumaron llevaban en su mayoría sus carteles habituales con el nombre de la organización, tanto en el caso de ONGs como Pobreza Zero o de movimientos de corte social como los 'iaioflautes'. Precisamente, uno de estos últimos enarbolaba un gran bandera republicana, aunque fue una de las pocas que se pudieron ver a lo largo del recorrido.

Al término del acto, se leyó un manifiesto en las Torres de Serranos por parte de diversos representantes de las entidades sindicales, patronales y sociales en el que se insistió en que no se iba contra nadie, sino por una financiación justa. «Somos un pueblo, como una familia con diferentes colores políticos pero cuando la familia tiene un problema van juntos como una piña. Nuestra familia está afectada por la escasez de financiación», se incluyó en la alocución.

Al final del acto se emitió una grabación del Himno de la Comunitat, aunque esta no era la intención inicial. El pasado jueves se convocó de urgencia a la Banda Municipal de Valencia para que fuera quien ejecutara la obra del maestro Serrano. Muchos de sus miembros tuvieron que modificar a la carrera su agenda, al contar con actuaciones este fin de semana, pero en el último momento se volvió a cambiar de idea, para indignación de los afectados y de la vicepresidenta Oltra, que no disimuló su enfado.

Debido a la manifestación, se produjeron atasco en el acceso por CV-35, las avenidas Cortes Valencianas y Pío XII, al igual que en el Paseo de la Pechina y en las grandes vías desde Fernando el Católico hasta el túnel de Germanías.

Más

Fotos

Vídeos