Mejora el plazo de pago a proveedores de la Comunitat, pero sigue a la cola de las autonomías

REDACCIÓN

valencia. En junio mejor que en mayo, pero igual de mal en comparación con el resto de comunidades autónomas. La Comunitat Valenciana tardó una media de 44,6 días en atender las obligaciones económicas con sus proveedores, según los datos revelados ayer por el informe que de forma mensual hace público el ministerio de Hacienda. El dato supone una mejora de casi diez días (53,7) respecto al retraso que la administración autonómica acumuló el mes de mayo. Pero mantiene a la Comunitat a la cola de todas las autonomías, únicamente por delante de Murcia en lo que se refiere a la dilación en hacer efectivos sus pagos.

Los datos del departamento que dirige Cristóbal Montoro sitúan el periodo medio de pago a proveedores de la Comunitat al nivel del pasado mese de enero. Durante estos seis meses de 2017 el Gobierno valenciano ha conseguido mantenerse en esas cifras -salvo los meses de abril y mayo, que se acercó a los dos meses de retraso-. De esta manera, las cifras de la Comunitat provocan que el ministerio de Hacienda mantenga los avisos de alerta sobre la región.

El Ejecutivo central distingue aquellas comunidades que superado el plazo máximo legal de 30 días previsto en la normativa sobre morosidad de aquellas otras que superan el plazo máximo de 60 días previsto en la ley de estabilidad presupuestaria. Hacienda ya realizó una primera comunicación de alerta a la Comunitat en marzo de 2015, y determinó la aplicación de medidas de corrección en junio de 2016.

El Gobierno valenciano vincula los datos del plazo de pago a proveedores con el retraso en la llegada a la Comunitat del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). Pese a ello, el retraso de la Comunitat es superior al de la inmensa mayoría de regiones. Sólo tres regiones tardan más de treinta días en realizar sus pagos. La media autonómica es de 21,5 días.

Fotos

Vídeos