Medio Consell ganará más que Puig al cobrar también la carrera profesional

Ximo Puig./
Ximo Puig.

El cambio introducido en los presupuestos para reforzar el sueldo de los altos cargos modifica las remuneraciones del Gobierno valenciano

F. M.Valencia

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, defendió el viernes el aumento de sueldos para los altos cargos que sean funcionarios que prevé el proyecto de ley de presupuestos de la Generalitat para 2018 -hasta un máximo de 12.600 euros- en el número de empleados públicos (habló de 5.000) que ya ganan más que el presidente de la Generalitat. La medida que se incorpora en el articulado de la ley provocará ahora un nuevo escenario, quizá incongruente: el presidente de la Generalitat, máximo responsable del Gobierno valenciano, dejará de ser el miembro del Ejecutivo que más gane por esa labor. Prácticamente medio Consell pasará a ganar, gracias a la aplicación a su nómina de la carrera profesional, más que el propio jefe del Ejecutivo.

En la práctica, la aplicación de la medida generará una suerte de Consell de primera y otro de segunda, en lo que a remuneración se refiere. Los consellers que tienen plaza de funcionario público y que suman más de 16 años con esa consideración, podrán sumar a su sueldo de miembro del Gobierno valenciano -58.757,52 euros- los 12.600 que prevé la ley de presupuestos para los altos cargos que, siendo funcionarios públicos, disponen del Grado IV, el que permite disfrutar del máximo complemento de la carrera profesional.

Puig gana 68.975 euros: los consellers con carrera profesional pueden llegar a superar los 71.000

Los consellers 'afortunados' son el titular de Hacienda, Vicent Soler; la de Justicia, Gabriela Bravo; la de Agricultura, Elena Cebrián; el de Economía, Rafael Climent; y el de Transparencia, Manuel Alcaraz. Todos ellos cumplen las condiciones que prevé la ley de presupuestos para sumar esos 12.600 euros a su sueldo, con lo que su remuneración anual alcanzaría los 71.357 euros. El sueldo del presidente de la Generalitat es de 68.975 euros de manera que, en principio, medio Consell pasará por delante del jefe del Gobierno valenciano en lo que a sueldo se refiere.

En contexto

Que cinco consellers puedan ganar más dinero que Puig deja, obviamente, a otros cuatro miembros del Ejecutivo en una situación de inferioridad. La excepción es el titular de Educación, Vicent Marzà, que también es empleado público aunque como adquirió esa condición en 2009 aún no cumple el número de años necesarios como para lograr que el complemento de carrera profesional que puede aplicarse sea el máximo. El resto de miembros del Consell, la propia vicepresidenta Oltra y las titulares de Sanidad, Carmen Montón e Infraestructuras, María José Salvador, mantendrán el sueldo que les concede la ley -58.757,52 euros-, a más de 12.000 euros de distancia de algunos de sus compañeros de Ejecutivo.

No sólo eso. Como la subida es para todos los funcionarios que sean altos cargos -y esa condición va desde el presidente de la Generalitat hasta los directores generales, pasando por la propia vicepresidenta, los secretarios autonómicos y los subsecretarios-, es muy probable que tanto Oltra como Montón y Salvador pasen a cobrar menos que el resto de altos cargos que sí que sean funcionarios y puedan sumarse la carrera profesional en algún grado a su sueldo base.

Las fuentes consultadas por este diario admitieron ayer su extrañeza por la brecha que abre, en la práctica, en el seno del Gobierno valenciano, aplicar una media de este tipo.

Fotos

Vídeos