Mata será vicesecretario general y resta protagonismo a la portavocía de Rodríguez

F. M. VALENCIA.

El portavoz del PSPV en Les Corts, Manuel Mata, será el nuevo vicesecretario general del partido. El diputado autonómico ha desempeñado en esta primera mitad de la legislatura un papel capital a la hora de engrasar la relación entre el grupo socialista y sus socios de gobierno del Botánico. Su condición de abogado de la vicepresidenta del Consell le ha permitido ejercer un papel de mediador entre Mónica Oltra y Puig que ha contribuido a limar desconfianzas mutuas. Mata además se ha manejado con habilidad a la hora de conducirse con el resto de grupos, hasta el punto de convertir a Ciudadanos -con la portavocía de Alexis Marí- en algo parecido al cuarto socio del Botánico.

Puig elige a Mata (1959) porque no tiene aspiraciones orgánicas, y porque de esa manera evita señalar sucesor. Y si cuando se acerque 2019 las encuestas en la ciudad de Valencia son favorables, quizá sea un posible cartel electoral. Con la designación de Mata, el que cede parte del protagonismo que esperaba disfrutar es Jorge Rodríguez. El presidente de la Diputación asumirá la Oficina del Portavoz, el órgano teóricamente encargado de convertirse en la imagen del partido -dado que Puig lo es de la institución-. Pero su función puede quedar eclipsada por la condición de portavoz parlamentario, y ahora también de vicesecretario, de Mata. La presidencia del partido será para Juana Serna -mujer del exfiscal superior Ricard Cabedo- , después de que la exministra Carmen Alborch rechazara la oferta. José Muñoz será el responsable de Organización, mientras que Toñi Serna asume Acción Electoral y Administración. Fernández Bielsa será vicesecretario institucional -que en su día ocupó Orengo- y Blanca Marín, recién afiliada de nuevo al partido para poder acceder al cargo.

Fotos

Vídeos