Margarita Robles, la independiente que puso cara al 'no es no'

Margarita Robles. / Efe

Fue una de las primeras mujeres en entrar en el Supremo, en la Audiencia Nacional y en el Consejo General del Poder Judicial y ha destacado por su fidelidad a Sánchez

EFEMadrid

Margarita Robles, próxima portavoz parlamentaria del PSOE, es una experimentada jurista, con fama de enérgica y que, desde su vuelta a la política hace poco más de un año, ha destacado por su fidelidad a Pedro Sánchez, convirtiéndose en una de las caras del 'no es no' a la investidura de Rajoy.

Más información

Robles, leonesa de 59 años, fue pionera en el acceso de la mujer a las altas instancias de la judicatura, siendo la primera en presidir una sala de lo penal, una Audiencia Provincial -la de Barcelona- y una de las primeras mujeres en entrar en el Supremo, en la Audiencia Nacional y en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

En política, fue secretaria de Estado de Interior con Juan Alberto Belloch en una etapa convulsa (1994-1996) en la que, por ejemplo, se produjo el caso Roldán y tuvo que lidiar con el espinoso asunto Lasa y Zabala.

En mayo de 2016 volvió a la política como número dos del PSOE en la lista por Madrid y, tras la dimisión de Pedro Sánchez a raíz del polémico Comité Federal de octubre, abanderó la resistencia a la abstención del PSOE a la investidura de Mariano Rajoy.

Robles fue uno de los ocho diputados socialistas que rompieron la disciplina de voto y mantuvo el "no es no" a Rajoy, por lo que fue sancionada por la dirección del grupo. Desde entonces ha sido una de las caras más destacadas de los diputados "sanchistas", criticando el papel de la gestora y determinadas decisiones de la dirección provisional.

La filtración de una conversación del secretario general del grupo socialista, el "susanista" Miguel Ángel Heredia, en la que calificaba de "hijaputa" a Robles y criticaba su actitud sin ser afiliada al partido, puso de manifiesto que el carácter directo de la magistrada no era bien visto entre muchos de sus compañeros de escaño. Ahora, Sánchez le confía la portavocía del grupo a una mujer curtida en mil batallas y que tendrá además un plus de responsabilidad por la ausencia del líder socialista del Parlamento.

Fotos

Vídeos