Empar Marco se enreda con los nombramientos de Àpunt

La directora general de la Coporación Valenciana de Medios de Comunicación, Empar Marco. / d. torres
La directora general de la Coporación Valenciana de Medios de Comunicación, Empar Marco. / d. torres

La selección de los jefes de la nueva RTVV genera malestar en PSPV y Compromís y algún aspirante se plantea impugnar

JOAN MOLANO

La directora general de la nueva RTVV, Empar Marco, se está enredando con el proceso de selección de los próximos jefes temporales de Àpunt. La criba de candidatos que realizó como presidenta de la Comisión de Valoración aupó a su equipo de confianza a los primeros puestos de las listas y generó malestar en diferentes sectores, entre los que se encuentran voces autorizadas de los partidos que sustentan el Consell, PSPV y Compromís. La forma de elegir los 15 puestos con rango de servicio y subdirección llegó a definirse ayer desde la dirección de la coalición nacionalista como «deshonesta» y «subjetiva», mientras desde las filas socialistas añadieron que «para hacerlo de esa manera hubiera sido mejor definir esos puestos como de libre designación», algo que también comparten en el partido de Oltra.

A estos comentarios se suman las críticas por «enchufismo» de sindicatos como CGT, que está siendo especialmente duro en redes sociales con todo el proceso de selección de las jefaturas. Un sistema que miran de reojo en la Unió de Periodistes, quienes esperan conocer cómo se resuelve finalmente para pronunciarse al respecto. El colectivo recordó el lunes que impugnará las bolsas temporales de Àpunt por considerar discriminatorio el baremo que se aplica a los ex de RTVV frente al resto de aspirantes. Podrían acabar en los juzgados e incluso reclamar la suspensión cautelar del proceso. Por su parte, en la Asociación Profesional de Periodistas Valencianos pidieron transparencia en los procesos de selección de la radiotelevisión, a diferencia del oscurantismo vivido en el de la directora general, que fue impugnado en los juzgados por uno de sus candidatos, el periodista Pere Valenciano, quien tiene muchas opciones de que su recurso prospere, según fuentes jurídicas consultadas. De ser así anularía todo el trabajo de la CVMC en el que Marco haya tenido algo que ver. La vista será el 8 de mayo de 2018.

Algún aspirante a las jefaturas de Àpunt que se quedó fuera del proceso por no alcanzar el mínimo exigido de 20 puntos en la evaluación de los proyectos también podría seguir el camino de los tribunales. Reconocieron a este periódico estar valorando la opción de impugnar, sobre todo los que lideraron las listas con sus currículums y fueron eliminados en la segunda fase del proceso. Denuncian que conocieron cómo se evaluarían sus trabajos una vez entregados, ya que se publicó la baremación el mismo día en que se cerraba el plazo para presentarlos.

Toda esta embarrada surgió después de que el equipo de confianza de la directora general de la nueva RTVV se encuentre a un pequeño paso de conseguir una plaza en las jefaturas de Àpunt. Marco escogió 'a dedo', a mediados de abril, a cinco personas afines para conformar una dirección provisional que debía realizar varios trabajos para poner en marcha la radiotelevisión: Esperança Camps, Elena Vilanova, Albert Vicent, Ernest Josep Sorrentino y César Martí. Sólo este último pudo entrar en la cúpula definitiva de Àpunt -conformada por tres personas- como director de contenidos, también escogido por Marco.

La Unió de Periodistes avisa de que se proununciará sobre este procedimiento cuando finalice

Los cuatro miembros restantes de ese núcleo de confianza se presentaron a las bolsas de trabajo temporal de la nueva RTVV. Lo hicieron para los puestos con rango de servicio y subdirección. Con sus currículums se quedaron lejos de las posiciones de cabeza en las listas, pero el lunes se publicó la puntuación de la memoria -un proyecto sobre el cargo al que optan- que evaluaron la propia Marco y Martí, como presidenta y vocal de la Comisión de Valoración, respectivamente. El resultado del examen situó a todos como primeros en las listas al superar holgadamente el mínimo de 20 puntos exigido para pasar a la última fase, la entrevista, aunque primero tienen que acreditar sus méritos. Además de ellos también se colocó primera Anna Peña, periodista que ayudó a elaborar el libro de estilo de Àpunt, amiga de Marco, y ex secretaria de comunicación de Esquerra Republicana del País Valencià.

Entre quienes se quedaron fuera del concurso aunque encabezaran las listas con sus méritos se encuentra Paula Meseguer, exsecretaria autonómica de comunicación del Consell de Alberto Fabra, quien obtuvo 19 puntos. Una candidatura que ya disgustó al miembro del Consejo Rector Rafael Xambó, quien al conocerla pidió a la Comisión de Valoracion que «prevaleciera la luz» a la hora de evaluar el proyecto y la entrevista.

Fotos

Vídeos