Marco dice ahora que À Punt emitirá en pruebas el día de la batalla de Almansa

Empar Marco mostró ayer imágenes de bous embolats, que afirmó que son ejemplos de maltrato animal. / irene marsilla
Empar Marco mostró ayer imágenes de bous embolats, que afirmó que son ejemplos de maltrato animal. / irene marsilla

La directora general anunció hace justo un año que la nueva televisión empezaría a funcionar directamente «al 100%»

F. RICÓS VALENCIA.

La tercera comparecencia de Empar Marco como directora general de À Punt en la comisión de Les Corts que controla la radio televisión valenciana acabó con sorpresa. Anunció ayer que el próximo 25 de abril, el día en que se conmemora la batalla de Almansa, la nueva televisión valenciana empezará las emisiones en fase de pruebas técnicas y que «antes de verano» se iniciará la programación definitiva.

El anuncio de la directora general causó sorpresa puesto que hace un año indicó que no habría fase de pruebas en la puesta en marcha de la nueva televisión, sino que empezaría a funcionar «al 100 %».

Este cambio de opinión también pone de manifiesto el engaño al que se sometió en su momento a Ciudadanos, e incluso también a Podemos, a los que se les prometió por activa y por pasiva en octubre y diciembre de 2015, cuando se negociaba la aprobación de la ley que permitiría crear la nueva RTVV, que la nueva televisión no se pondría en marcha en fase de pruebas, sino a pleno rendimiento. Podemos se oponía y Ciudadanos, cuando aún era la portavoz Carolina Punset y su segundo era Alexis Marí, tenía previsto votar en contra, pero los dirigentes parlamentarios del tripartito convencieron a la cúpula de Cs en la Cámara. De entonces hasta ahora los dirigentes centristas han confesado que se arrepintieron de aquellos votos, aunque quienes los decidieron ya no se encuentran en el grupo.

La Corporació usará «algo» de la programación que preparó la primera firma externa que contrató

La presencia de Marco en la comisión de Les Corts debía ceñirse a la solicitud realizada por el grupo popular hace meses. La directora general estaba citada para hablar sobre cómo iba a tratar la nueva televisión valenciana un tema de gran arraigo popular y festivo en tierras valencianas como los toros, y no a hablar «de lo que le dé la gana», recriminó enfadado el portavoz popular, Jorge Bellver.

A Empar Marco le dio pie para hablar de asuntos diferentes al de los toros gracias al diputado de Compromís Josep Nadal, que le preguntó sobre cuándo iba a empezara emitir la televisión, para cuando se normalizarán las emisiones de la radio -la parrilla está incompleta- y cuándo habría programa radiofónico de deportes, entre otras.

Bellver pidió la intervención del nuevo presidente de la comisión, el podemista José Francisco Almería, para que tanto Nadal como Marco se ciñeran en sus intervenciones al asunto que marcaba la comparecencia. Almería ignoró las protestas del portavoz popular.

La cuestión es que Empar Marco realizó un anuncio que eclipsó el contenido de la comisión. Esas pruebas de emisión se realizarán con contenidos para niños que ya están en la página web y con «programas rescatados» de la antigua C-9. Lo lógico sería que se utilizase la parrilla de programación que preparó la empresa On Air Comunicación, que por ello cobró 21.000 euros, aunque fuentes de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació indicaron que utilizarán «algo» de lo hizo esta empresa.

Las emisiones en pruebas «servirán para resintonizar el mando a distancia» y para saber «qué se tiene que arreglar», indicó la directora general. Después puntualizó que servirán para testar la estabilidad del sistema con algún directo, y para efectuar los ajustes para reparar las estaciones de TDT.

Más

Fotos

Vídeos