La manifestación del 9 d'Octubre juntó a mil personas y la contraria, a 7.000

EFE VALENCIA.

La manifestación vespertina del pasado 9 d'Octubre, convocada como cada año por entidades nacionalistas y de izquierdas y que este año fue reventada por grupos ultras, congregó a un millar de personas frente a las entre 5.000 y 7.000 que acudieron a la zona para clamar contra el independentismo catalán.

Así consta en la respuesta parlamentaria dada por el Gobierno a la pregunta que formuló en octubre el grupo de Compromís en el Congreso ante los graves incidentes ocurridos durante el último Día de la Comunitat Valenciana, en la que el Ejecutivo central valora que 530 policías nacionales prestaran servicio durante esa mañana y 514 por la tarde, «casi el doble que el año anterior». Además, la Policía Local de Valencia aumentó su dispositivo con veinte agentes más y la Unidad Adscrita del Cuerpo Nacional de Policía (policía autonómica) reforzó su dispositivo frente a años anteriores.

En su respuesta, el Gobierno señala que «para garantizar la seguridad y velar para que todos los actos programados se desarrollaran con normalidad y de forma pacífica» ese 9 d'Octubre, se planificó previamente el operativo y la coordinación a desplegar. «La Comisaría Provincial de Valencia elaboró un complejo, completo y específico dispositivo de seguridad, con la prioridad sobre la protección de las personas y de los bienes», añade. Sobre la Procesión Cívica de la mañana constata que la ausencia de incidentes que impidieran su recorrido aunque sí hubo «profusión de gritos, pitidos e insultos hacia los representantes políticos». A la manifestación de la tarde, comunicada por la «Comissió 9 d'Octubre», asistieron unas 700 personas, a las que se unieron unas 300 más en una concentración no comunicada de la CUP, Arran y Endavant, que desplegaron «sus propias pancartas con un lema independentista.

Fotos

Vídeos