Maillo ya detecta normalidad en el PP de Valencia y pone el objetivo en 2019

Bonig y Maillo, en Valencia.
Bonig y Maillo, en Valencia. / jesús signes

El coordinador general elogia la labor de la gestora que encabeza Rubén Moreno y da por solucionado el problema en la provincia

F. M./E. P.

valencia/madrid. El PP de la provincia de Valencia disfruta ya de un «clima de normalidad». Lo dijo ayer el coordinador general de los populares, Fernando Martínez-Maillo, quien dio por resuelto el problema que impidió celebrar el congreso provincial y subrayó que el partido tiene la vista puesta ya en las elecciones municipales y autonómicas de 2019. Una referencia que algunos cargos populares entendieron como un guiño a que la celebración del cónclave provincial no tendrá lugar, muy probablemente, antes de esos comicios.

En declaraciones en TVE, recogidas por Europa Press, el responsable de Organización del PP fue preguntado por la situación del partido en Cantabria -abierto en canal por la celebración de su congreso-. Martínez-Maillo se mostró convencido de que se solucionará la situación en el PP de Cantabria. «Yo soy optimista, igual que se ha solucionado en Valencia. No la misma solución, pero va a haber una solución más pronto que tarde», remarcó.

El coordinador general del PP puso en valor el resultado de los congresos regionales y provinciales del PP, ya que, según ha dicho, solo ha habido «dos problemas concretos», el de Cantabria y uno en la provincia de Valencia, que se ha «solucionado» con la creación de una gestora.

En este sentido, Maillo señaló que Rubén Moreno, el presidente de la gestora, está haciendo un «magnífico trabajo» y hay un «clima de normalidad». «El tema de Valencia creo que está solucionado en términos políticos, que es la clave, mirando en el 2019», remachó en alusión a la fecha de las municipales y autonómicas.

La fecha de la celebración del congreso provincial ha sido uno de los debates que quedó pendientes tras el nombramiento de la gestora provincial. El hasta ahora líder del partido, Vicente Betoret, se mostró partidario inicialmente de que ese cónclave tuviera lugar lo antes posible, a la vuelta del verano incluso. La dirección regional, en sintonía con la nacional y con la gestora, evitaron poner una fecha y apostaron primero por acabar con el tono beligerante que impidió siquiera convocar el congreso.

Fotos

Vídeos