La lucha contra la despoblación en cuatro áreas de la Comunitat

A. G. R. VALENCIA.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, mantuvo ayer un encuentro con alcaldes de la Mancomunidad del Rincón de Ademuz para recabar sus inquietudes y las soluciones para combatir el fenómeno de la despoblación de las zonas rurales.

El Consell prepara un plan de choque contra este problema, que permita «superar los desequilibrios territoriales» en la Comunitat y frenar la desaparición de los núcleos rurales. El plan se denomina agenda valenciana contra la despoblación. Todavía no cuenta con presupuesto ni están definidas las medidas para paliar el fenómeno.

En la reunión celebrada ayer, los responsables trasladaron al Ejecutivo las principales necesidades: superar la brecha digital respecto a las ciudades, una mayor potencia eléctrica para permitir la instalación de empresas y una mejora de los medios de transporte. Fuentes del Gobierno explicaron que cada zona deberá concretar un plan específico de actuación con el Consell.

La idea es trabajar en áreas como el oeste de la provincia de Castellón, Serranos y Ademuz, la Canal de Navarrés y l'Alcoià. Pero el proyecto está todavía en fase embrionaria. Falta incluso definir los criterios para definir qué localidad se encuentra en riesgo de despoblación. El Ejecutivo planteó un borrador que cifraba en 72 municipios la necesidad de una actuación urgente. Pero la Federación Valenciana de Municipios y Provincias pretendía ampliar el número de posibles beneficiarios.

Fotos

Vídeos