El límite de 20 euros que Fabra fijó para menús, triturado

B. F. VALENCIA.

En los peores momentos de la crisis, el Consell se vio en la tesitura de reducir los gastos al mínimo. De tal manera que el presidente de la Generalitat entre 2011 y 2015, Alberto Fabra, terminó por imponer que sus altos cargos no gastasen más de 20 euros al día en los menús. A pesar de todo aquello, terminaron por filtrarse facturas sobre gastos en comida que la oposición empleó para fustigar al PP para abundar en las acusaciones de derroche. En este sentido, el gran ejemplo fue 'Ritaleaks', una serie de facturas relacionadas con hoteles y gastos en comidas que se empleó como ariete político contra la exalcaldesa Rita Barberá. Aquel rigor en el gasto se ha ido mitigando con el paso de los años.

En las facturas de la caja fija del actual Consell aparecen pernoctaciones en distinguidas habitaciones de cuatro estrellas para consellers de la Comunitat cuando se quedan a dormir... en Valencia. Ya en 2015, a cuenta de la Conselleria de Transparencia, se cargan a la caja fija menús a 35 euros, una cantidad, la de los 35 euros por menú, que también aparece en algunas facturas giradas por comidas del Consell Escolar de la Comunitat en junio de 2016. También la Conselleria de Educación sitúa en la caja fija de la Generalitat, en 2016, una factura de 5.409, 80 euros relacionada con un evento donde se incluyen once comidas pagada cada una de ellas a más de 40 euros, a pesar de que en la web de Transparencia se indica con claridad que «no podrán realizarse, con cargo a estos fondos de caja fija, pagos individualizados superiores a 5.000 euros, es decir, ningún tercero puede cobrar más de 5.000 euros por factura». O sí.

Fotos

Vídeos