L'Aplec de El Puig vuelve a sacar a la luz las rencillas entre Compromís y PSPV

La policia blindó al municipio de la Horta Nord. /J. Signes
La policia blindó al municipio de la Horta Nord. / J. Signes

La portavoz del partido de Oltra insta a los socialistas a abandonar «el tándem PP-Cs» sobre el conflicto catalán y un alto cargo del Consell le pide que tenga respeto

J. MOLANO VALENCIA.

El Bloc, partido mayoritario dentro de Compromís, organizó ayer un acto con motivo del tradicional Aplec de El Puig en la explanada situada junto al monasterio de Santa María. El evento, que se centró en reclamar una mejor financiación para la Comunitat y reivindicar el Corredor Mediterráneo bajo el lema «El País Valenciano conectado con Europa», volvió a sacar a la luz las rencillas entre los socios de gobierno en el Consell.

Esta vez el dardo lo lanzó la portavoz de la coalición nacionalista, Águeda Micó, quien durante su intervención instó al PSOE, en referencia al conflicto catalán, a «abandonar el tándem PP-Cs y sumarse a quienes defendemos el pluralismo». «Necesitamos unión y cohesión interna, necesitamos liderazgos fuertes en el país. El valencianismo va más allá de la lengua y la cultura», señaló Micó. El mensaje fue publicado en las redes sociales por el Bloc y fue allí donde recibió la respuesta de los socialistas. Al director general de Administración Local del Ejecutivo valenciano, Toni Such, no le hicieron gracia las palabras de la dirigente de Compromís y se lo hizo saber. «Estaría bien que no hablarais de nosotros, nosotros os respetamos», fue la respuesta del histórico político del PSPV.

La aplicación del artículo 155 de la Constitución que supone la limitación de la autonomía catalana ya levantó ampollas en el tripartito valenciano la semana pasada. Los socios de los socialistas no ven con buenos ojos que el PSOE haya decidido apoyar la aplicación del 155 y presionaron al PSPV para intentar que la formación del puño y la rosa se desligase de la postura oficial del partido a nivel estatal. El secretario de organización de los socialistas valencianos, José Muñoz, recalcó entonces que la suspensión temporal del autogobierno tan sólo tiene el objetivo de «cerrar heridas» para recobrar «la normalidad» y la plena autonomía constitucional.

En el evento de Compromís también tomó la palabra el presidente del Bloc y de Les Corts, Enric Morera, que siguió la línea de Micó y también le mandó un recado al PSPV. Concretamente a su secretario general, Ximo Puig. Le adviritió de que que «no se deje aconsejar ni ayudar» por el PP «porque lo que le están tendiendo es una trampa». Morera se refirió de esta manera a la solicitud de la presienta del PPCV, Isabel Bonig, de una reunión «urgente» con el líder socialista para analizar y explorar las posibilidades de acuerdo entre su partido y el PSPV en el Gobierno de la Generalitat.

Según Morera, «hay que persistir porque no habrá reforma constitucional ni solución para España en la que no participen socialistas, lo que representa Podemos y los nacionalistas», y avisó al PSOE y a su líder, Pedro Sánchez, de que «no habrá gobierno alternativo a Rajoy que no se parezca al Botànic».

Por su parte, el diputado nacional de Compromís Joan Baldoví centró su alocución en el intento de PP y Ciudadanos de asociar a la coalición nacionalista con el independentismo catalán. Reconoció que el mes de octubre ha sido «intenso», con «sentimientos contrapuestos llenos de significados para los valencianos» y pidió a los suyos «trabajar mejor» ante esa «etiqueta de la derecha» que pretende destruirles. Además les instó a apelar «a la inteligencia por encima de los sentimientos más nobles» y subrayó que se debe «poner el foco» en el Corredor Mediterráno y en recibir «un trato justo» por parte del Gobierno central. «Que hablemos de nuestros problemas deja en evidencia a esos inútiles que no les importa el bienestar de los valencianos», zanjó.

Más

Fotos

Vídeos